Páginas vistas en total

jueves, 30 de mayo de 2013

15ª etapa E4 Gr36 Sournia-Caudies de Feouillèdes

15 de mayo de 2013

Distancia: 27,32 km.

Desnivel positivo: 927 m.

Desnivel negativo: 1.083 m.

Altura máxima: 991 m.

Altura mínima: 351 m.

Tiempo de marcha total: 9 h. 10 m.

Señalización: Muy buena

Valoración: 9


Después de un buen desayuno con nuestros amigos del autobús de jubilados, hemos preparado el equipo dispuestos para salir a esta etapa que nos dejara en Caudies de Fenouilledes.

 Atravesamos la población en ascenso,nada más dejar la última casa, tomamos un sendero en subida a la izquierda aunque antes ya comenzamos a quitarnos ropa, y aunque el cielo está nublado me quedo en manga corta, el sendero penetra en zonas con gran vegetación como en la etapa anterior mezcla de vegetación mediterránea y de montaña.
Ascendiendo al Col de Benta Fride
 Salimos a monte abierto donde la retama se mezcla con el cantueso y el tomillo que se encuentra florecido, algunas jaras rojas acompañan igualmente. Seguimos subiendo, a la derecha, a lo lejos se divisa Perpignan y el Mediterráneo.
el Mediterraneo al fondo
 Pasamos un vivac que puede ayudar a alguno a pasar la noche o evitar una tormenta como la que se avecina ya que el cielo comienza a ponerse gris.
Llegando al collado
 Volvemos a entrar en zona boscosa poco antes de alcanzar el Col de Benta Fride, seguimos una pequeña cumbre y nos desviamos de ella descendiendo a la derecha entre un magnífico hayedo, al salir a zona desarbolada comenzamos a ver los tejados junto al castillo de Vivier, hacemos una parada junto a la iglesia, corta porque hace frío, la temperatura ha bajado mucho y tengo que abrigarme para descansar.
Hayedo
Le Vivier y su castillo
Iglesia en Le Vivier
Casa en Le Vivier
 La arbustiva por esta zona es magnífica dando un colorido perfecto al paisaje, enseguida llegamos a San Martín, paramos en una zona de recreo para comer a la entrada del pueblo, cuando comenzamos a caminar de nuevo y en el centro encontramos un bar, el Auberge Taichac donde Patricia ( o la hermana secreta de Ángela Merkel) nos sirve un café con unos dulces caseros y nos invita a quedarnos en el albergue pero nuestro camino debe continuar.
Jara, retama y cantueso

Llegando a San Martin
A la salida de St. Martín tomamos un sendero muy bonito donde hay momentos que no penetra la luz hasta alcanzar el Pla d'en Dallen donde se ven algunas explotaciones vitinícolas, descendemos de nuevo para penetrar en un bosque donde el sendero serpentea, arriba y abajo y que lo salva la buena señalización. El sendero desemboca en una estrecha carretera que sube a Fosse.
Fosse a la derecha
 Comienza a llover y nos equipamos, a la salida de Fosse tomamos un camino a la derecha que suavemente asciende hasta el col de Más, descendemos hasta desembocar en la carretera que se dirige a Fenouillet y que abandonamos al tomar una pista a la izquierda que en ascenso nos lleva hasta el pueblo con su castillo Sabordas situado en el alto de un cortado y al otro lado del pueblo el castillo de San Pedro.
Castillo Sabordás en Fenouillet
 Paramos para descansar, la lluvia no para y el cuerpo y la ropa se van resintiendo. Dejamos Fenouillet, descendemos hasta un molino donde tomamos un estrecho sendero a la derecha que penetra en una garganta y que enseguida vamos a darnos cuenta que es lo mejor del recorrido, sin menospreciar lo anterior, se trata de las Gorges de Sant Jaume, un estrecho sendero sujetó a la pared de la garganta que a través de estrechos puentes nos pasa de un lado a otro.
Gorges de Sant Jaume
 Al finalizar la garganta el sendero desemboca en una carretera que en pocos metros nos lleva hasta el santuario de Nuestra Sra. de Laval que dejamos a la derecha. Abandonamos la carretera y remontamos una pista que desemboca en un sendero que desciende dando un rodeo hasta los viñedos de Caudies de Fenouillèdes , cruzamos las vías del tren cátaro para llegar enseguida a nuestro alojamiento de hoy la Chambre d'Hôstes Coté Jardíns donde Mónica y Patrick se convierten en perfectos anfitriones, son viticultores y el aperitivo, por supuesto, un vino dulce de su cosecha.
Cena en Coté Jardins
 Aseo antes de la cena acompañados por los dueños de la casa, la sobremesa se alarga hasta las 10 de la noche hora de despedida para ir a la cama mañana tenemos la etapa reina con amenaza de lluvia, tenemos que madrugar así que nos despedimos hasta el desayuno.
Aloj. Cote jardín 9
Cena Cote jardín 8,5
Desay. Cote jardín 8
Relación calidad/precio 7

martes, 28 de mayo de 2013

14ª etapa E4 Gr36 Vinça-Sournia


14 de mayo de 2013

Distancia: 19,09 km.

Desnivel positivo: 722 m.

Desnivel negativo: 487 m.

Altura máxima: 832 m.

Altura mínima: 261 m.

Tiempo de marcha total: 8 horas

Señalización: Muy buena

Valoración: 7,5


 
La Têt
A la salida de Vinça cruzamos el Retenue de Vinça sobre La Têt, el río que llena el embalse y antes de finalizar el murete hormigonado del puente tomamos una escalera a la izquierda para tomar un sendero en fuerte rampa que asciende en zigzag, en el camino encontramos balizadores de la federación francesa de randonée pedestre que se encuentran desbrozando el camino, no es que le haga mucha falta pero es de agradecer la preocupación de los franceses por el senderos y la montaña.

Camino de descenso del Canigó
Canigó al fondo
 Llegamos al Priorato de Marcevol  perteneciente originariamente a la orden del Santo Sepulcro, encargados de la vigilancia de la tumba de Cristo. El Priorato se encontraba en el camino de los peregrinos a Jerusalen, actualmente un grupo de jóvenes se encuentran haciendo un seminario de medicina oriental, nosotros hacemos una parada y charlamos un poco con ellos, a nuestras espaldas va quedando el Canigó cubierto por la nieve de los últimos días y visible desde todos los puntos de la Cataluña francesa.
Priorato de Marcevol
 
Priorato de Marcevol y Canigó
Continuamos hasta el pueblo de Marcevol, muy bien conservado, lo pasamos enseguida, tomamos un carril que nos indica Campousy y al col de Gues, un sendero  parte del carril y  va en algunos momentos paralelo al mismo.
Marcevol pueblo
 
Casa en Marcevol
Llegamos a un punto donde el sendero se parte en dos, el gr 36 gira a la izquierda y el GRP Tour des Fenouilledes a la derecha, bajamos un poco y remontamos fuertemente buscando el Col de Gues, antes de llegar a él, el sendero se suaviza, cuando lo alcanzamos tiramos las mochilas y nosotros detrás a un manto de hierba donde descansamos durante un rato. Comenzamos el descenso suavemente por una pista, llegamos a un cruce  donde se encuentra Le Debat, una vieja casa que puede servir de Vivac y zona de aprovisionamiento de agua para los bomberos en caso de incendio. A partir de aquí la pista comienza a zigzaguear a media ladera entre una gran vegetación donde se mezcla la de montaña con la vegetación mediterránea y donde destaca la retama y el cantueso.
Paul disfrutando de la vegetación
 Llegamos a Campoussy con fuente y zona de juegos para niños a la entrada, una parada en el pueblo donde se acerca uno de sus paisanos, Sergio, nacido en Argelia, uno de los pied-noirs (pies negros) que tuvo que emigrar a Francia tras la independencia de Argelia en 1962. 
Campoussy
Sergio nos cuenta anecdotas de la época, las palabras salen a miles por su boca y llega un momento en que le tenemos que cortar para poder seguir el camino.
A la salida de Campoussy

Después de la conversación partimos por la estrecha carretera aunque enseguida nos desviamos a la izquierda para tomar un sendero muy bonito que en grandes curvas va acercándose en descenso hasta Sournia nuestro fin de etapa de hoy, a mitad de camino un cartel anuncia passage tecnique, imagino que para las bicicletas para el que va caminando no necesita tecnica para superarlo.

Al llegar a la carretera tomamos un sendero sin cruzar el río, que seguimos pegados a el, remontando un poco hasta una pasarela cruzar la Desix y volver por el otro lado hasta llegar a un molino que es nuestro alojamiento de hoy el Gite d'etape Le Moulin de Sournia, situado en un lugar muy agradable, nos atiende Judith una catalana muy simpática que se portó de maravilla con nosotros, la dueña se llama Stefanie, tomamos una media garrafa de vino y una cerveza antes de pasar a cenar.
Gîte d'ètape el Molino
En el Molino de Sournia
Sournia
 Al poco tiempo llega un autobús de jubilados al restaurante del Gite , se monta un guirigay de muy señor mío, nos preguntan y quieren saber todo de nosotros, cuando podemos nos escapamos a dormir.

Alojamiento: Gite d'etape Le Moulin  7
Cena: Gite d'etape Le Moulin 7
Desayuno: Gite d'etape Le Moulin 7
Relación calidad/precio 7

Fotos: José Ynat y Manuel Coronado

sábado, 25 de mayo de 2013

11ª etapa E4 Gr36 Gr10 Mantet-Refugio de Mariailles

16 de octubre de 2013

Distancia: 15,33 km.

Ascenso total: 1.015 m.

Descenso total: 8570 m.

Altura máxima: 1.759 m.

Altura mínima: 944 m.

Valoración: 8

Tiempo de marcha 7 h. 15 m.

Señalización: Muy buena


Ya conocía el Gite Casenove de Mantet cuando hice la travesía del gr 10, Angelina nos atendió muy bien como hace siempre con sus huéspedes. Esta mañana hemos desayunado a base de pan que hace ella misma con pipas de girasol y sus clásicas mermeladas, de todo tipo y que elabora artesanalmente, si la otra vez probé la de tomate verde, esta vez la de cabello de ángel estaba espectacular.


Un par de matrimonios franceses que estaban en el gîte, han salido a la vez que nosotros, caminamos juntos subiendo al col de Mantet, ellos van a subir al Pic de Tres Estelles que tenemos a la izquierda al llegar al col, hoy el día está claro y desde el collado podemos ver las aguas del Mediterraneo.
Mantet
 

 
Col de Mantet
Nosotros comenzamos el descenso del col, al principio algo inclinado, luego suaviza entrando en un bonito bosque de castaños, la carretera va cerca de nosotros, a veces la tocamos y un par de veces la cruzamos.

Descendiendo a Py
 
Pasillo de avellanos
 


 
Hemisferio verde
Antes de llegar a Py entramos en un pasillo de avellanos donde se encuentra un panel del Hemisferio Verde, un hemisferio imaginario tirado desde el punto más al norte de Francia hacia el sur, Py es el punto más meridional de dicho hemisferio.


 
Py
Llegamos a Py, mala suerte, la única tienda que tenemos en nuestro recorrido, cierra los miércoles, y no se porqué me extraño, en Francia si se descansa un día entre semana ese es el miercoles y no me pregunteis porqué. A qué no adivináis el día que es hoy? Hacemos una parada, rellenamos cantimploras y modificamos la ropa, hace demasiado calor para la manga larga y aprovechamos para comer algo.



 Salimos de Py descendiendo hasta el final del pueblo, seguimos la D 6 durante unos metros, cruzamos un puente y pasamos La Farga, no se lo que es, una sola casa con el nombre de un pueblo, ascendemos hasta cruzar un farallón rocoso donde se encuentra la Cascade de l'Enfer y una pequeña central electrica, poco visible desde nuestro camino aunque si podemos oir el rugido del agua.
Gran vegetación
 Avanzamos subiendo suavemente y un poco más empinado al final hasta el col de Jou, es zona herbosa por lo que tiramos las mochilas y nos dejamos caer durante unos minutos, un grupo baja desde la torre de Goa, una torre de señalización situada en un cerro cercano al col. Desde el col el camino toma un desnivel respetable pero constante, pasamos el col de Creu sin enterarnos, seguimos una pista que luego se convierte en sendero y que sube acompañado de una levada.
Siguiendo una levada
 Esta zona controla muy bien el agua y hay levadas para llevar el agua a distintos niveles a zonas determinadas de población. Llegamos al col du Cheval Mort situado en una umbría, hacemos una nueva parada y aprovechamos para descalzarnos y meter los pies en el agua de la levada, comemos algo y después del descanso continuamos siguiendo levadas que al final nos llevan hasta las mismas puertas del refugio de Marialles.



Refugio de Marialles
De momento llegamos nosotros los primeros, luego llega un chaval inglés que mañana baja a Villefrance. Un buen refugio Marialles, una ducha con agua helada por no gastar dos euros en dos minutos de agua caliente, lo hemos aprovechado para beber una cerveza artesanal catalana.
Disfrutando de una cerveza
 Hemos llegado temprano a las 16:00 por lo que nos ha dado tiempo de todo, lavar ropa, estirar bien para mañana subir a Canigó, leer, escribir, charlar etc. A primera hora de la tarde hemos descansado al sol en la terraza pero ahora hace mucho frío y hemos entrado al calor de la chimenea.
El pastor recoge su rebaño


Una buena cena nos ha preparado Olivier, el guarda del refugio, no habíamos entrado con buen pie con respecto a él pero al final hemos congeniado y al calor de la chimenea y de una botella de vino hemos entrado en agradable charla.
Alojamiento: refugio de Marialles 6
Cena: refugio de Marialles 8,5
Desayuno: refugio de Marialles 6
Relación calidad/precio 7

Fotos: José Ynat y Manuel Coronado