Páginas vistas en total

jueves, 30 de junio de 2016

64ª etapa E4 Sendero nº 5 "Jura Crêst Trail" Balsthal-Hauenstein

8 de junio de 2016

Distancia: 22,38 km.

Ascenso total: 1.013 m.

Descenso total: 881 m.

Altura máxima: 1.038 m.

Altura mínima: 493 m.

Valoración: 8

Tiempo de marcha: 6 h. 45 m. 

Señalización: Buena




Excelente la casa que hemos contratado con AirB&B y el señor todo atenciones, ademas nos ha lavado la ropa, falta le hacia después de toda la semana de lluvia, olía a todo menos a bonito. Anoche fuimos a comprar para la cena, Paul preparo un poco de pasta con una salsa, por lo menos pudimos comer caliente por un día.
Amenaza tormenta, nada mas salir comienza a llover, equipamos la mochila y nosotros nos pertrechamos con nuestros trajes para el agua, pero deja de llover enseguida, la amenaza sigue pero no llueve.

Cruzamos Balsthal antes de tomar el carril que nos saca de la ciudad, vamos a comenzar con la primera subida del día hasta el alto de Roggenflue.
Cima Roggenflue
El camino muy bueno de salida, una buena pista que va ascendiendo suavemente, hace algunos zig zag hasta el momento de abandonarla, tomamos un sendero a la izquierda que asciende suavemente hasta llegar a un prado que atravesamos en ascenso, un grupo de cuatro señoras lo hace en sentido contrario.

Altar en la creta Roggenflue
 Si giramos la vista la imagen es magnifica de Balsthal. Pasamos una portilla, para entrar en un nuevo prado que volvemos a cruzar bajando un poco hasta el borde del mismo, aquí tomamos un sendero un poco más vertical, poco a poco nos lleva hasta la cima de Roggenflue, buenas vistas de Wanenflue, las crestas de ayer.
Descendiendo a Tiefnatt
 Paramos un poco para disfrutar, las nubes van subiendo poco a poco desde la ciudad, cuando salimos, lo hacemos por buen camino, descendiendo suavemente por la cresta, pasamos un par de altares con sus correspondientes cristos y un banco junto a ellos.

Al final de la cresta descendemos muy verticalmente, lo bueno que el descenso se encuentra equipado con escalones de madera que forman casi una escalera de caracol, asi descendemos hasta el restaurante Tiefmatt, que se encuentra muy tranquilo a primera hora de la mañana, ascendemos un poco para penetrar en prados separados por sus correspondientes portillas, adelantamos a un grupo de jubilados que hacen su rutita y se juntan para comer.
Ruinas d'Alt Berchburg
 A la izquierda, mas abajo dejamos las ruinas del castillo d'Alt-Bechburg, seguimos entre prados en continuos sube y baja antes de llegar al pequeño pero coqueto pueblo de Bärenwil donde hacemos una parada para descansar y beber agua de su fuente.
Bajando a Bärenwill

Nos preparamos para la segunda subida del día, mas corta que la anterior. Desde el pueblo tomamos una pista asfaltada, a la derecha las nubes han pasado la cresta y penetran en el valle donde nos encontramos, giramos a la izquierda, comienza a llover creo que la tarde se va a poner fea, el servicio de la app del servicio meteorológico suizo nos manda una alerta por fuertes tormentas y lluvias en las próximas horas, aunque todavía estamos a mas de dos horas de destino.
Bärenwill
 Nos equipamos y comenzamos la subida a principio por pista, luego sendero entre plantas que mojan nuestra ropa con el agua de la propia lluvia, atravesamos unos prados y llegamos a un alto que parece ser el definitivo pero no es así, descendemos una corta pero intensa bajada para remontar y volver a subir una rampa y una gran cantidad de escalones que nos llevan a la cima definitivamente.


Descendemos por una amplia y cómoda pista con grabaciones militares en sus paredes, un camino artificial realizado en la primera guerra mundial, las grabaciones llevan la fecha de 1915, en el camino una cueva que pensamos pueda ser artificial, y que aprovechamos para refugiarnos de la intensa lluvia que cae en ese momento.
Inscripciones militares

 
Cueva defensiva
Cuando la lluvia baja su intensidad seguimos caminando, viendo reflejadas en las paredes las distintas reseñas militares de aquella época.

Bunker
 Pasamos un bunker antes de llegar a unas colladetas con siembra de cereales para penetrar de nuevo en la ladera de la cresta, pasando antes por una línea de defensa militar, con vigas de hierro clavadas sobre el suelo.
Murallas de vigas defensivas
 Seguimos un buen camino a media ladera mientras la lluvia cae sobre nuestras cabezas, así llegamos hasta Hauenstein, un pequeño pueblo ganadero donde pernoctamos en una granja a las afueras, bajamos por una carretera unos doscientos metros para encontrar la granja, hoy dormimos sobre la paja, es una nueva forma de alojamiento que hay en Suiza y que no habíamos probado.
Granja Neumatt
 Llueve a cantaros cuando Corinne, la mujer del granjero nos lleva al granero, es bastante económico para lo que hay en Suiza y una nueva experiencia para nosotros.
Nos acomodamos, nos quitamos la ropa de lluvia y nos aseamos un poco antes de cenar lo que habíamos cargado acompañado de un par de cervezas. Descansaremos bien, mañana tenemos la etapa mas larga de la travesía.

Aloj. Granja Neumatt 5
Desay. Granja Neumatt 7

miércoles, 29 de junio de 2016

63ª etapa E4 Sendero nº 5 "Jura Crêst Trail" Hotel Weisenstein-Balsthal

7 de junio de 2016

Distancia: 21,82 km.

Ascenso total: 260 m.

Descenso total: 1.061 m.

Altura máxima: 1.286 m.

Altura mínima: 476 m.

Valoración: 7

Tiempo de marcha: 5 h. 55 m. 

Señalización: Buena


 

Gran hotel y gran desayuno a un precio muy razonable para Suiza, hemos dormido en sitios muy deficientes por el mismo precio, eso si, si cenas, tomas una cerveza o un café, vete rascando el bolsillo.
Salimos con mucha calma, la etapa no es larga y tira hacia abajo, desde el hotel volvemos al camino que pasa a 300 m.

Camino al Col de Balmberg
 Seguimos una buena pista, hace un sol fantástico y se prevé un buen día, la pista desciende suavemente hasta el col de Balmberg, hay una magnifica pista de tirolinas, los trabajadores andan preparando la pista pero se ve abierto aunque de momento no hay clientes, nos tira la tentación de dar una vuelta pero nos pesan un poco los años, y a mi los kilos.

Ahora vamos tirando hacia arriba, suavemente pero hacia arriba, dejamos a la izquierda el restaurante Steiremberg y volvemos a descender primero por un prado hasta un sendero, un grupo de chavales sube, educádamente nos saludan pero mi alemán todavía esta enterrado, Paul conoce algunas palabras que vamos aprendiendo sobre la marcha, de vez en cuando hablamos algo en ingles para ir practicando. Pasamos una cueva a la izquierda del camino, parece que tiene continuación. 
Cueva
El sendero es bonito, siguiendo la ladera derecha de la cumbre. Llegamos al restaurante Hofbergly, a la izquierda la cresta del Chamben.

Volvemos a subir, esta vez por grandes prados llenos de ganado vacuno, cruzamos una cerca para penetrar en otro prado y así sucesivamente, salvando varias explotaciones ganaderas. Volvemos a descender, seguimos un camino, un ciclista nos adelanta, comienza a tronar con aparato eléctrico, una tormenta nos pisa los talones, entramos en un nuevo prado y perdemos marcas, track y no perdemos la cabeza porque la estamos usando en ese momento en debates políticos, debemos volver atrás o intentar encontrar algún camino que nos lleve hasta él.
El Rütelhorn al fondo
 Descendemos una pista y vemos un sendero poco usado que sale a nuestra izquierda, puede que enlace con nuestro camino, vemos una borna muy antigua de 1.767, es un camino muy antiguo pero sin utilizar, tenemos suerte y enlazamos con el 5, la tormenta sigue detrás, los truenos cada vez son mas fuertes y Paul me recuerda que debemos equiparnos contra la lluvia, cuando comience a llover lo hará fuerte, de momento continuamos sin equipar.

 Descendemos hasta un restaurante el Schmiedenmatt donde el camino gira a la izquierda, siguiendo una pista, el 5 la sigue y a veces corta las curvas por un sendero que hace que volvamos a tomar otro camino que baja que no es el correcto.
Balsthal
 Balsthal lo tenemos a la vista, abajo, en el plano, nosotros seguimos bajando en zig zag, al llegar al final el camino entra en la ciudad, una ciudad media con todo lo necesario, instituto, centro sanitario, un par de iglesias, estación de ferrocarril, etc

 
Balsthal
 
Balsthal
Tenemos alquilada una casa para nosotros dos, enseguida encontramos la calle Einschlagweg aunque no sabemos el número, Paul debe llamar cuando tenemos el dueño a nuestro lado. Es una bonita y cómoda casa, con todo lo necesario, íbamos a lavar la ropa pero el dueño ha preferido hacerlo en su casa, nosotros hemos salido a visitar la ciudad y a comprar, vamos a preparar un gran plato de pasta, unas cervezas de aperitivo y una botella de vino australiano para la comida. Vamos a comer caliente por un día.


Aloj. AirB&B Wilde Rebe, Einschlagweg 18 : 9
Desay. AirB&B Wilde Rebe, Einschlagweg 18 : 9

martes, 28 de junio de 2016

62ª etapa E4 Sendero nº 5 "Jura Crêst Trail" Frinvillier-Hotel Weisenstein

6 de junio de 2016

Distancia: 24,80 km.

Ascenso total: 1.381 m.

Descenso total: 655 m.

Altura máxima: 1.444 m.

Altura mínima: 526 m.

Valoración: 8,5

Tiempo de marcha: 7 h. 55 m. 

Señalización: Excelente


 


Pol-In nos ha puesto un buen desayuno, una pareja suiza que llegó anoche baja poco después, hablamos durante el desayuno y hacemos una foto con Pol-In, enseguida nos vamos.
Hace un sol esplendido, da gusto salir sin ropa de agua, pasamos bajo los puentes de las diversas carreteras que arropan el pueblo de Firnvillier, tomamos un sendero en ascenso, no llueve pero las plantas están cargadas de agua y nos empapan la ropa. Salimos a una carretera que seguimos un poco, volvemos a meternos en el bosque, fuerte ascenso hasta La Plagne.

Saliendo de La Plagne
Salimos por el norte siguiendo una carretera asfaltada que al poco se transforma en una pista que asciende fuertemente hasta la cima de las montañas de Romont donde gente de un alto poder adquisitivo tiene sus casas en la montaña, deportivos y otros coches de alta gama en sus puertas.
Montañas de Romont
 El camino se suaviza caminamos por la cumbre, hemos subido bastante en poco tiempo, ahora seguimos una cómoda pista pero aprovechamos unos troncos cortados para descansar. Seguimos la pista hasta un restaurante desde donde parte una carretera para bajar hasta el pueblo de Romont. Poco a poco volvemos a ascender llegamos a un prado donde aparecen algunas bornas separadoras de condados grabadas con sus escudos del Berner Jura y de Biel/Bienne.
Bornas cantonales
 Pasamos un bosque de hayas y comenzamos a descender por un sendero que desemboca en una pista y en un cruce, hay una fuente donde Paul aprovecha para rellenar, a cien metros siguiendo el recorrido hay una nueva fuente hecha con troncos de madera.

Llegamos a Stieremberg, hay tienda pero los lunes cierran y queríamos comprar algo para cenar, nuestro gozo en un pozo.
Cresta de Wandflue
 Descendemos un poco la carretera y tomamos una pista a la izquierda que comienza a ascender cada vez mas vertical hasta Untenberg donde parece que se puede comprar algo, una señora juega con su nieta, le pedimos café y coca cola y si puede vendernos algo de comida, nos vende un salchichón casero y un pan congelado hecho por ellos y que tiene una pinta buenísima, en la puerta del local hay dos jacuzzis y una peculiar barbacoa.
Cresta de Wandflue desde el mirador
 Desde la vivienda el camino penetra en un prado y poco a poco se acerca a la cresta de Wandflue, el camino principal va a 30 metros de la cresta para la gente que pueda tener algo de vértigo, nosotros llegamos al borde de la cresta por donde va el camino, a la izquierda un muro de piedra. Seguimos el camino, no hay problemas de vértigo, hay dos metros entre el borde y el muro, espacio suficiente para caminar disfrutando de la vista, existe un mirador en la parte mas alta de la cresta.
Cruz de Stallflue
 Ahora el camino desciende y se estrecha, a la vez que lo hace la cresta, para ascender nuevamente en rampa corta pero exigente hasta la Cruz de Stallflue.
El Hasenmatt
 Seguimos la cresta de Stallflue durante un tiempo sin desnivel, unos operarios siembran plantas de la zona para repoblarlas, al fondo la Cruz de Hasenmatt en lo alto del monte del mismo nombre, nuestra última subida del día, debemos descender a un collado y ascender, visto desde la cresta anterior causa respeto pero lo cierto que en menos de veinte minutos estábamos arriba, aprovechamos que había un par de chavales para que nos hicieran la foto en la cima.
Cruz de Hasenmatt
 Desde la cruz ya podíamos ver el gran hotel de Weissenstein a lo lejos.
A la izquierda Hinter Weisenstein
 
Colmena
Comenzamos a descender la cresta hasta desembocar en una pista, la cruzamos y seguimos un nuevo sendero que sigue descendiendo hasta convertirse de nuevo en una ancha pista, en solo diez minutos dejamos a la izquierda el restaurante Hinter Weissenstein, nosotros la seguimos hasta el Hotel Weissenstein.

 
Hotel Weisenstein

Es un gran hotel de montaña, hay un grupo de personas que llegan con coches de época, 
una ducha y una cerveza en su magnifica terraza con grandes vistas pero donde el sol daba tan fuerte que no pudimos aguantar mas de quince minutos, no entiendo como el resto de clientes que estaban en la terraza se estaban abrasando y no se movían de allí

Coches de época en Weisenstein

En la habitación preparamos la cena, riquísimo el pan que compramos por la mañana, al igual que el salchichón, ya de noche las vistas nocturnas de la ciudad de Solothurn con sus luces es magnifica.

Solothurn desde Weisenstein
Aloj. Hotel Weisenstein 7
Desay. Hotel Weisenstein 9

lunes, 27 de junio de 2016

61ª etapa E4 Sendero nº 5 "Jura Crêst Trail" Hotel Chasseral-Firnvillier

5 de junio de 2016

Distancia: 18,48 km.

Ascenso total: 220 m.

Descenso total: 1.231 m.

Altura máxima: 1.602 m.

Altura mínima: 539 m.

Valoración: 7,5

Tiempo de marcha: 5 h. 45 m. 

Señalización: Excelente




Nos hemos despertado temprano como siempre, aquí todo tiene claraboya sin persianas por lo que a las cinco de la mañana ya entra la claridad. Los primeros en llegar al desayuno y salir, la etapa es corta y casi toda en descenso, el día sale semi despejado, la gran antena situada en la cima del Pic Chasseral es impresionante, aunque hay nubes que suben del valle que a veces la esconden.
Antena de Chasseral
 Caminamos en dirección a la cima, son 1.607 m. pero se queda en nada junto al monstruo de 116 m. de la antena, una gran obra que se construyó en varias fases.



 La dejamos atrás y seguimos la cresta en suave descenso con buenas vistas a ambos lados, a la izquierda aparece mas despejado, a la derecha las nubes suben de vez en cuando y nos perdemos entre la niebla.
Metairie Meuser
Cresta de Chasseral
Pasamos la cabaña de Les Colisses du Haut, una señora que acaba de levantarse nos dice que dan comidas aunque no hay nada que lo indique.
Les Colisses du Haut
 Continuamos la cresta hasta un alojamiento del Club Alpino Suizo, el Jurahaus donde hacemos una parada, hay un par de parejas haciendo fotos, tomamos un café y una coca cola y descansamos, no tenemos prisa, la etapa es corta y en descenso, disfrutamos de este día sin lluvia, ya lo merecemos. 
Descanso en Jutrahaus
Volvemos a la cresta, seguimos pasando algunas portillas que separan las explotaciones ganaderas, en muchas ocasiones volvemos a caminar entre vacas y a dejar huella en nuestras botas, cambian los terrenos, nos desviamos a la izquierda de la cresta y descendemos un poco hasta La Ragie y en pocos minutos por una pista a Les Coperies.



A partir de aquí, comenzamos a descender mas rápidamente, primero por una buena pista hasta que giramos fuertemente a la derecha, y enseguida tomar un sendero a la izquierda que poco a poco va inclinando y con el barro nos complica la vida pues los resbalones están a cada momento, poco a poco desembocamos en un lomo y el camino serpentea descendiendo fuertemente, entre la foresta podemos ver una cementera construida cerca de una gran cantera por la que hemos pasado anteriormente.
Descendiendo por el valle
 Comienza a llover y a tronar, en un abrir y cerrar de ojos se monta una gran tormenta, como siempre a poca distancia del final de etapa, toca llegar empapado.

Cruzamos el rio de La Suze por un puente, a la entrada de Frinvillier, al hotel de la Truite. son las dos de la tarde pero un cartel indica que el check in es a las 16:00, toca esperar, menos mal que hay un techado y podemos disfrutar de la tormenta protegidos. Sobre las tres, nos abre Pol-in, una mujer de Hong Kong muy simpática que nos aloja en su establecimiento, antes tomamos una cerveza departiendo con ella.
Con Pol-Inn en hotel de la Truite

Ducha y cena de lo que portamos, no hay nada mas en este pequeño pueblo. A media tarde sale el sol y el cielo queda azul, la primera vez que lo vemos así desde nuestra llegada por lo que damos un corto paseo por los alrededores.

Aloj. Hotel de la Truite 6
Desay. Hotel de la Truite 6