Páginas vistas en total

martes, 30 de mayo de 2017

123ª etapa E4 "National Blue Trail" Jasd-Fehervarcsurgo

6 de mayo de 2017

Distancia: 34,23 km.

Ascenso total: 642 m.

Descenso total: 738 m.

Altura máxima: 466 m.

Altura mínima: 130 m.

Valoración: 7,5

Tiempo de marcha: 10 h. 40 m.

Velocidad media: 3,3 km/h

Señalización: Muy buena




Aunque tuvimos anoche algún problema para localizar al dueño del apartamento, ya que vivía en otro pueblo, el sitio merecía la pena, un magnifico apartamento Erldoalja Vendeghaz en Jasd, esta mañana apareció una señora para cobrar, al dueño no le vimos el pelo.
Aparición divina
La salida en ascenso, ha llovido toda la noche y el terreno se encuentra resbaladizo y de las ramas bajas de los arboles se encuentran las hojas empapadas de agua, el sendero estrecho y cerrado por la parte de arriba hace que la ropa se empape enseguida a pesar de haber salido un día soleado.



 Llegamos a la parte alta a la altura del pueblo de Tes que cruzamos, para salir por la carretera hasta tomar una pista a la izquierda que penetra de nuevo en el bosque.




Llegamos hasta un refugio que se encuentra cerrado y donde pueden sellar los caminantes del National Blue, y con un curioso aparcamiento de bicicletas hecho con un tronco cortado en partes separadas unos centímetros para meter la rueda delantera.
Refugio
 
Señalización y aparcamiento de bicicletas
Frente al refugio y desde la pista, sale un sendero que tomamos que asciende suavemente entre las flores que cubren completamente el suelo del bosque, con la humedad y los rayos de sol convierten esta parte en un paisaje de cuento, Jose Luis se entretuvo en medir los grandes caracoles que cruzaban lentamente por delante de nosotros, y con especial cuidado para no pisarlos, la verdad que con cuatro se hace una buena ración.




 Llegamos a una zona de recreo y vivac, es una zona de gran frondosidad y donde hacemos un ligero descanso. 
Vivac entre la frondosidad del bosque
Cuando recuperamos, descendemos por una pista, dejamos a la izquierda un lugar de oración en el bosque con una cruz cristiana y una serie de bancos para llegar a un monumento memorial a los mineros fallecidos en la guerra.
Lugar de oración
 
Monumento a los mineros muertos en la guerra
Ahora tomamos una carretera que da un giro de 360 grados a la derecha pero comienza a subir hasta llegar a un alto, salir del bosque donde cambia el paisaje, ahora son plantaciones de cereal, a la derecha nos sale un camino que vuelve a meterse en el bosque, un bonito camino que llega al borde en la parte alta de un valle, caminamos siguiendo el borde entre pinos, hayas y robles.


Salimos de nuevo del bosque y descendemos por una zona herbosa donde volvemos a descansar tumbados en la hierba. 

Continuamos descendiendo, un par de larguiruchos chavales, como dos pivot de baloncesto, pasean a sus grandes mascotas, un malamute y otro perro mas grande aún, hablamos un momento con ellos y nos indican que hay un pueblo diez minutos mas abajo pero que no tiene bar ni tienda, no llevamos provisiones y es sábado y mañana domingo, hay que comprar víveres como sea.
Bakonykuti
 En Bakonykuti, que así se llama el pueblo, mientras Jose Luis se hace cargo de las mochilas, recorremos sus calles intentando buscar una tienda, preguntamos a un joven que nos dice que no hay nada en el pueblo pero que nos invita un refresco, Paul al principio se retrae pero lo convenzo y entramos en su patio donde nos ofrece un refresco, al poco su mujer nos trae unos bocadillos y no solo para nosotros, uno mas para Jose Luis, se llama Ianos, y de Fehervarcsurgo se vino a Bakonykuti por vivir mas trasquilo, la verdad que la atención y la amabilidad de los húngaros nos está sorprendiendo agradablemente.
Con Ianos en Bankonykuti

Volvemos junto a Jose Luis que agradece el bocadillo, mientras lo degusta le contamos la histaria de Ianos y como hemos conseguido la comida. Salimos del pueblo, de nuevo en ascenso, pasamos entre un rebaño de ovejas, el primero que hemos visto por Hungría, al llegar a un alto en unas mesas de descanso se encuentran .Zoltan y Belinda, dos húngaros que van haciendo el National Blue por tramos, y según les permita el trabajo.  
Jose Luis degusta el bocadillo
Comenzamos a descender, pero ahora el camino sube y baja hasta llegar al borde del embalse de Fehervarcsurgo, lo bordeamos por la derecha y llegamos a su presa que cruzamos, seguimos bordeando el lago, una familia juega con sus perros, enseguida nos ofrecen refresco, nos regalan una botella que aceptamos con gusto.

 
Con Belinda y Zoltan en un área de descanso
En un punto abandonamos el National Blue para buscar el alojamiento, cruzamos parte del pueblo, entramos en los bonitos jardines del Karlovy Palace, en su palacio se celebra una boda, mañana intentare hacer alguna foto. Salimos de su jardín para llegar  por una avenida a nuestro alojamiento. Margerite Vendeghaz, su dueña es una señora mayor que casi no puede caminar pero nos atiende muy bien, la llamamos antes y nos ha traído fiambre, leche y huevos para llevar mañana y nos lleva a una pizzeria donde encargamos tres pizzas con tres cervezas y una botella de rosado para la cena. Hoy cena y relax, Jose Luis esta cansado y a las 20:00 horas estaba en la cama, Paul cociendo docena y media de huevos para desayunar mañana y llevar el resto para el almuerzo y yo terminando de escribir, no tardare mucho en meterme en el catre


Alojamiento Margerite Vendeghaz 6
Relación calidad/precio 5

domingo, 28 de mayo de 2017

122ª etapa E4 "National Blue Trail" Bakonybel-Jasd

5 de mayo de 2017

Distancia: 36,39 km.

Ascenso total: 863 m.

Descenso total: 909 m.

Altura máxima: 710 m.

Altura mínima: 226 m.

Valoración: 8,5

Tiempo de marcha: 11 h. 30 m.

Velocidad media: 3,2 km/h

Señalización: Muy buena


 


Preciosa etapa la de hoy a pesar de que las previsiones meteorológicas eran muy negativas, pero de entrada no llovía a la hora de comenzar a caminar.
Bakonybel
Buen alojamiento en Bakonybel y la señora muy amable, nos llevo un poco de café con unas pastas para empezar con fuerza. El primer tramo comienza con un sendero entre espesa vegetación que nos empapa la ropa de la lluvia de la noche.
Siguiendo el camino entre el hayedo
 El sendero asciende entre un magnifico bosque de hayas hasta llegar a una central de telecomunicaciones del ejercito donde perdemos el camino y le damos un par de vueltas al perímetro de la central, suficientes para que rápidamente aparezcan un par de militares que amablemente nos indican el camino. A pocos metros un mirador donde nos refugiamos de la lluvia que comenzó en plena subida.
Central de telecomunicaciones
 El descenso bastante resbaladizo pero espectacular, la niebla va emergiendo entre las hayas y el sendero es una maravilla.
Precioso descenso
 Atravesamos unos prados, el pueblo de Borsavar lo vemos enseguida entrando en él por un sendero junto a la iglesia. Hacemos una parada para comer, Jose Luis no va bien, estos días iba de maravilla pero hoy le faltan las fuerzas, no se como acabará la etapa. A la salida del pueblo encontramos una tienda donde compramos unos zumos y un poco de chocolate.
Iglesia de Zirc
 A la salida del pueblo tomamos un camino a la derecha de la carretera que comienza a ascender de nuevo por un sendero, en el alto nos espera una pista para llagar al pueblo de Zirc, lo atravesamos y paramos junto a su magnifica iglesia de Nagyboldogasszony, compramos unas pizzas y unas coca colas que degustamos en un banco junto a la tienda, luego continuamos nuestro camino, la coca le dió un subidón a Jose Luis que comenzó a caminar con mas ganas,

 y lo hacemos tranquilamente por la carretera hasta el cercano pueblo de Nagyeszergar, Jose Luis se quita el pantalón de agua, a decidido continuar a pesar de dejar atrás una parada de autobús que lo hubiera dejado en Jasd, pero ahora se le ve con ganas. 

De nuevo magníficos bosques y zonas completamente salvajes antes de llegar a Bakonynana, un ligero descanso y a continuar el ultimo tramo que nos dejaría una grata sorpresa ya que el camino penetra en un valle donde el camino va a media ladera, en el fondo el rio Gaja-patak.
Gran árbol
 Llegamos a un cruce donde un gran árbol nos enseña sus raíces aunque ya va teniendo problemas de sustentación por culpa de la erosión.
Cruzando el Gaja-patak
 Alguna zona de recreo antes de salir al exterior del bosque y penetrar en un prado en las proximidades de Jasd, pasando antes por la ermita de Szentkut.
Ermita de Szentkut
 Nada mas entrar en el pueblo encontramos un bar donde tomamos unas cervezas y compramos alguna cosilla para la cena, y enseguida al apartamento, aunque hay un pequeño problema, no hay nadie en esos momentos para darnos la llave, está lloviendo y no podemos localizar al dueño.
Llegando a Jasd
 En la tienda donde compramos nos ayudan muy amablemente hasta que aparece alguien que nos abre la puerta. El apartamento es de lo mejor por donde hemos pasado en Hungría y el precio magnifico. Después de la ducha del día, preparamos la cena y disfrutamos de un tiempo de sobremesa.

Apartamento: Erdoalja Vendeghaz 9

Relación calidad/precio 9

jueves, 25 de mayo de 2017

121ª etapa E4 "National Blue Trail" Urkút-Bakonybel

4 de mayo de 2017

Distancia: 30,82 km.

Ascenso total: 379 m.

Descenso total: 516 m.

Altura máxima: 461 m.

Altura mínima: 261 m.

Valoración: 6

Tiempo de marcha: 10 horas

Velocidad media: 3,1 km/h

Señalización: Muy buena





La cena que preparo Paul fue un desastre, la pinta que tenia la pasta era excelente pero un bote de picante, para echar una cucharadita lo confundió con un bote de pisto y echábamos fuego por la boca así que cenamos lo poco que portábamos para el camino.
Urkút

Esta mañana hemos salido a las 7:20, el supermercado lo abren a las 7:30 y hemos aprovechado para comprar provisiones y algo para desayunar junto a un café en un bar junto al supermercado.
Entrando en el Geoparque
La salida de Urkút se hace a través de un pequeño geoparque, Csarda Hegyi Oskar szt. Cuando salimos de él tomamos un camino que desciende suavemente por zona herbosa, a la izquierda unas inmensas hayas se concentran en un magnifico bosque.
Magnifico hayedo

Nosotros descendemos por zona herbosa, en un momento determinado me veo en el suelo a causa de un resbalón del barro concentrado por la lluvia de ayer.
Llegamos a un lago bien explotado con: tirolinas, restaurantes y otros servicios para el entretenimiento de los mas pequeños, y donde aprovechamos para hacer la primera parada y descansar disfrutando del lago.
Lago con tirolinas

Seguimos ahora dirección noreste, enseguida llegamos a Varoslod , atravesamos el pueblo por una carretera paralela a la vía de ferrocarril y donde en último termino cruzamos para seguir por asfalto durante seis kilómetros aproximadamente hasta tomar un camino a la izquierda, después de salvar la vía de ferrocarril por un paso superior.

El camino al principio se encuentra lleno de arboles caídos lo que hace que cada vez sea mas complicado el paso hasta llegar s una zona donde el camino va por zona desarbolada parecida a una cañada donde ascendemos paulatinamente hasta llegar a un alto donde hacemos una parada para descansar.
Llegando a Varoslod
 Salimos de esta especie de cañada para entrar en un hayedo y en un camino cubierto nuevamente, de manera que tenemos muy mal acceso para seguir, en un momento, volvemos a una carretera paralela para poder avanzar hasta llegar a un prado y hacer una nueva parada para comer y descansar.

A poco mas de un kilómetro se encuentra Nemetbanya pero a 300 m. de la entrada, giramos a la derecha para tomar un sendero en ascenso hasta una nueva pista que seguimos y que pronto se convierte en asfalto.
 Ahora nos acompaña el sendero rojo pero enseguida parte a nuestra derecha, el que si continua con nosotros es el camino de Santiago. 




Disfrutando de un descanso
Hoy hace un día muy agradable y avanzamos sin dificultad por lo que enseguida estamos a las puertas de Bakonybel, hacemos un giro brusco a la derecha y cruzamos un arroyo por un pequeño puente de madera y Paul que va mirando el móvil acaba dando con las costillas en el suelo al tropezar con una rama de un árbol.
Bakonybel



Como aún es pronto y no sabemos si los dueños del alojamiento estarán, ya que hemos quedado a las 18:00 h.y nos hemos presentado a las 16:15 h. paramos en un bar y tomamos un par de Sopronis cada uno, hasta acercarnos a la hora.

La señora del apartamento nos recibe muy amable en un bonito apartamento y después de la ducha salimos a cenar a un restaurante cercano y vuelta a casa, mañana amenaza lluvia y debemos descansar.

Alojamiento: Muskatli Manganszallas 8
Cena: Restaurante Pikolo 8

miércoles, 24 de mayo de 2017

120ª etapa E4 "National Blue Trail" Szentbekkalla-Urkút

3 de mayo de 2017

Distancia: 39,42 km.

Ascenso total: 928 m.

Descenso total: 687 m.

Altura máxima: 602 m.

Altura mínima: 162 m.

Valoración: 7

Tiempo de marcha: 12 horas

Velocidad media: 3,4 km/h

Señalización: Buena, aunque también están modificando algún tramo de este recorrido y da sus problemas




Muy buenas sensaciones en casa de Judit, bien atendidos y con una amabilidad exquisita. El cielo esta encapotado y amenaza lluvia pero de momento nos respeta, la salida por la carretera, en el hotel donde teníamos reservado ayer hay movimiento, íbamos a decirle algo como que nos dejo tirados después de los cerca de cuarenta  kilómetros que hicimos , enseguida dejamos la carretera para comenzar a ascender suavemente por un camino que se convierte en sendero con bastante vegetación, pasamos una fuente que estrena Jose Luis, ya veremos si no tiene algún apretón en la subida.
Fuente al inicio de la etapa
 Este sendero alcanza un mirador para descender seguidamente hasta una zona algo desarbolada donde el camino sube y baja y curvea a derecha y a izquierda continuamente. Encontramos por el camino un grupo de senderistas que cruzan con nosotros, poco después salimos del track y del mapa, llegamos a la zona que están modificando pero no tenemos problemas hay buena señalización.


Comienza a llover a la entrada del pequeño pueblo de Balatonhenye,  nos pertrechamos para la lluvia aunque enseguida encontramos un bar con una pequeña tienda donde desayunamos y compramos algunas provisiones, a la salida sigue lloviendo, tomamos un camino a la izquierda que penetra en un gran hayedo, este camino desemboca en una pista de piedra prensada donde se camina bien y con pocos charcos. 
Zona desarbolada
El bosque esta perfecto es una maravilla aunque caminemos por una pista sus hojas brillan acrecentadas con la lluvia.
Buena pista para caminar
 Llegamos a una granja escuela, llueve a cántaros y aprovechamos su voladizo para resguardarnos un poco y descansar aunque hay un buen vivac frente a la escuela. Cuando partimos, la pista sigue en buenas condiciones, cogemos una gran recta de varios kilómetros que llega a una carretera, la seguimos a la derecha un par de cientos de metros y tomamos un sendero a la izquierda que penetra de nuevo en el bosque, dejamos a la izquierda alguna zona de recreo con fuente hasta salir a una zona desarbolada. 



Deja de llover, encontramos un templo del siglo XIII  a un lado del camino, aunque quedan pocos restos de lo que fue. Ascendemos un corto pero repentino repecho hasta hacer un giro a la izquierda al final de la subida. Dejamos a la izquierda las ruinas de un monasterio y entramos en el pueblo de Nagivacsony, en una tienda compramos para comer, el alcalde que se encontraba en la tienda trata de vendernos su pueblo pero nosotros solo queremos comprar y comer en uno de los bancos de su parque. 



Cuando terminamos hacemos un giro y descendemos coincidiendo con el Camino de Santiago, llegamos al castillo de Nagizsi haciendo una visita exterior, hay una chica que esta pendiente de que no entres sin sacar tiket.


Castillo de Nagizsi
Salimos del pueblo, llegamos a una carretera nacional con mucho trafico que tomamos a la izquierda hasta salir a un camino que parte a la izquierda de la carretera, de frente y a lo lejos la montaña Kab hegy con su antena de TV al fondo. El camino atraviesa prados y algún bosque para poco a poco ascender hasta la antena no sin antes pasar algunas alambradas que sorteábamos con escaleras.
Hacia las antenas por zona desarbolada
Llegamos a la cima con intensa lluvia. El descenso la hacemos por la carretera, llueve a cántaros y no le vamos a poner impedimentos, no apetece meterse en el bosque donde los madereros tienen destrozados los caminos, ahora repletos de agua y barro. A menos de dos kilómetros de Urkut abandonamos la carretera para tomar un sendero que poco a poco nos va acercando al pueblo, intentamos hablar con el dueño y aunque es difícil de entender lo conseguimos a través de una chica del pueblo que sabia ingles.

Salvando una alambrada
 Pasaron unos minutos antes de que el dueño llegara a buscarnos con su coche y llevarnos a la casa. Una casa grande con varias habitaciones cocina baño y calefacción de leña, nada mas llegar colocamos la ropa que se encuentra empapada sobre los calefactores, Paul va a preparar un plato de pasta y Jose Luis y yo vamos a buscar unas cervezas. Todo preparado para la cena, la comida tiene buena pinta pero al ,probarla el picante es tan exagerado que hay que dejarlo, hemos echado un bote completo de picante pensando que era pisto, todo un fracaso, mañana la etapa un poco mas corta, a ver si hay suerte y no llueve

Alojamiento Casa particular en Urkut 6,5