Páginas vistas en total

miércoles, 21 de junio de 2017

133ª etapa E4 "National Blue Trail" Nograd-Vac

16 de mayo de 2017

Distancia: 32,99 km.

Ascenso total: 906 m.

Descenso total: 1.032 m.

Altura máxima: 652 m.

Altura mínima: 112 m.

Valoración: 8

Tiempo de marcha: 9 horas

Velocidad media: 3,4 km/h

Señalización: Muy buena




 El apartamento era algo estrecho para tres personas pero bastante limpio y no estaba mal pero aprovechan un apartamento para dos personas metiendo una cama como pueden y te cobran un tercio mas.


 Paul y yo hemos salido temprano, es la ultima etapa de este stage de alrededor de 540 km. Paul dice que es la travesia mas larga que hemos realizado juntos, le creo, el lleva esa contabilidad. 


Volvemos los pasos atras, hasta el paso a nivel de la linea de ferrocarril donde retomamos las señales del Orszagos kektura, las seguimos hasta un río, nada mas cruzar el puente tomamos un camino que sale a la izquierda, al poco tiempo se mete en un prado y vuelve a cruzar la linea de ferrocarril que ha dado una gran curva, para meternos en el bosque y hacer un corto e intenso ascenso a través de él hasta llegar a una cresta donde el sendero ondula a derecha e izquierda evitando la arboleda.


En el descenso, una gran manada de jabalies pasa junto a nosotros, Paul no los había visto nunca tan cerca. Seguimos descendiendo en dirección sur por un camino que agradecemos que esté seco, hubiera sido terrorifico con el clásico barro hungaro, por tener una gran pendiente. Giramos dirección norte y dejamos a un lado el pueblo de Veröce, no vemos nada de él pero se oye el griterio de los niños en un colegio.


Llegamos a una gran pista donde los madereros cargan pequeños camiones entre un gran barrizal, para nosotros es un calvario caminar entre tanto barro pero es lo que contrasta, el barro, los mosquitos y los gusanos colgantes con la belleza de sus bosques y sus prados.

Ermita en Szendehely

Antes de entrar en Szendehely dejamos una ermita a la derecha, callejeamos hasta encontrar un COOP donde compro una coca que me tomo con unas galletas que cargo conmigo.

Parque natural
 Salimos dirección sudeste pero giramos enseguida al oeste hasta la entrada de un parque natural donde hay grupos de niños recibiendo lecciones de naturaleza en aulas al aire libre, nuestro camino pasa entre ellos y comenzamos a ascender de una forma muy suave por un bosque, pasamos una atractiva pasarela colgante y un poco mas arriba llegamos a una fuente de la que iba a beber y que iba a marcar en mi track, pero estaba contaminada, el olor del agua estancada de la que corria un pequeño chorro, fue detectado por Paul que me incito a no beberla.
Pasarela
 
Fuente de agua en mal estado
Seguimos ascendiendo poco a poco hasta llegar a una zona donde caminamos por una ladera algo vertical hasta llegar a un plano donde el sendero se relaja y nosotros también, ya de forma mas suave y en poco tiempo llegamos a la cima del Kaszhaly donde paramos a descansar y a disfrutar de las vistas, Paul sube arriba de los grandes vértices geodésicos húngaros desde donde puede ver la curva del Danubio.

Cima del Kaszhaly
 Comenzamos a descender por un sendero,  suavemente en su comienzo, pero luego llega a un carril que desciende con mas desnivel hasta el cruce donde el Orbagotz Kektura gira a la izquierda dirección Osagard, nosotros descendemos a la derecha hasta Vac, en este cruce abandonamos la travesía hasta una próxima vez. 


Hoy vamos a celebrarlo con una cena y unas cervezas y alguna copa de Paplinka, que no deja de ser orujo del país, en un agradable bar de ambiente tranquilo.
Vac
 
Vac
 
Sinagoga de Vac
 


Se acabó la travesía por el momento, intentaremos continuar el año que viene.

lunes, 19 de junio de 2017

132ª etapa E4 "National Blue Trail" Nagymaros-Nograd

15 de mayo de 2017

Distancia: 35,19 km.

Ascenso total: 1.128 m.

Descenso total: 1.132 m.

Altura máxima: 943 m.

Altura mínima: 113 m.

Valoración: 8

Tiempo de marcha: 10 h. 30 m.

Velocidad media: 3,4 km/h

Señalización: Muy buena

 

Mishi es todo un personaje, me hubiera gustado saber mas de la vida de este hombre pero mucho cachondeo y venga copitas de paplinka, por cierto muy buena, pero no quería contar nada de su vida, solo de sus cacerías por Africa dando prueba la cantidad de animales cazados que había en su salón.
Las tortillas de Mishi
Jose Luis sigue con sus molestias en los tendones de la espinilla por lo que no volverá a salir, nos esperara en Nograd. Paul y yo salimos algo tarde, poco antes de las 8 de la mañana, utilizamos el sendero rojo que pasa por la puerta del alojamiento para que nos enlace con el Országos Kéktúra que es como le llaman aquí al National Blue.


Seguimos la calle principal, pasamos el cementerio de Nagimaros y comenzamos a subir por el bosque hasta salvar unas lomas y llegar a zona mas desarbolada con sembrados de cereal, salimos a una pista principal donde sube corriendo una chica con su entrenamiento matutino, enseguida enlazamos con nuestro sendero azul.


Llegamos a un parque de tirolinas con su pequeño zoológico de animales, el personal del parque les pone la ración de comida del día. Vemos  que el bar del parque esta abierto, tomamos un café y compramos agua, no llevamos suficiente y el calor aprieta a primera hora de la mañana.

Un pequeño descanso
 Descendemos hasta un arroyo que cruzamos y volvemos a ascender de nuevo, Paul se da cuenta que se ha dejado la gorra en el bar, deberá hacer nueva compra al volver a España.


 Alcanzamos un plano con pastos pero no para el ganado, por aquí no hay ganado solo sirve para caza, y donde un grupo de trabajadores colocan torretas nuevas de madera para los puestos de caza.
Ermita del Calvario
 Descendemos hasta un cruce de carreteras donde hacemos un descanso en una zona de recreo, vemos que tenemos un pueblo cerca y tardamos poco en arrancar. Por la carretera llegamos a Kóspallag encontramos una tienda abierta pero tiene poco material, le han dicho a Paul que hay una tienda mas adelante y es verdad, encontramos un mini COOP, buenas tiendas en los pueblos bastante surtidas, entramos a comprar algo para almorzar, suelen tener cafeteras de autoservicio y lo acompañamos con un cafe, que tomamos sentados en la puerta.
Hayedo
Retomamos el camino siguiendo un Kalvaria como se les llama aquí a los Calvarios, por supuesto en subida, no paramos en las estaciones para rezar la oración hasta alcanzar la ermita situada junto al camino.

Refugio Nagy Hideg Hegy
 El camino sigue hacia arriba hasta llegar a un alto y bajar a un arroyo que debemos cruzar, seguimos una alambrada y llegamos a un cruce de carreteras donde hay un pequeño camping, hacemos un giro a la izquierda y comenzamos a subir de una manera continua, sin agobios pero sin descanso durante un largo periodo de tiempo, volvemos a pasar por  un hayedo de troncos espectaculares antes de llegar al al refugio Nagy Hideg Hegy en la cota 868 m.donde descansamos tomando un tetra de zumo y unos dulces.
Interior del refugio
 Cuando salimos comenzamos a descender y a seguir una cresta con subidas y bajadas y con vistas de las montañas de Nograd pero cuando pensamos que el refugio era la cota mas altas vemos que hay que subir al mirador en la cota 938 m.

 
Camino del mirador que se ve al fondo
Esta era la altura del día 938 m. en estas montañas es alta montaña. 


Mirador de Csóványos
Llegando a Nograd
 
Señalización en el mirador
 
Montañas de Nograd desde el mirador
 
Camino de descenso
 

 
Comenzamos a descender, no hay pueblos, ni carreteras, ni zonas de recreo, solo montañas, bosques, barro, mosquitos y telarañas y los famosos gusanos que cuelgan de las hayas y que se meten entre tu ropa y tu mochila, 13 kilómetros de descenso, suave pero que se hacen interminables, antes de llegar a la zona desarbolada desde donde se puede ver Nograd y su castillo.


Llegando a Nograd
Poco antes de llegar aparece Jose Luis que nos espera, ya ha hecho la compra por lo tanto la cena y las cervezas las tenemos aseguradas.
Alojamiento Buen Pastor
 Buen alojamiento el Buen Pastor, buena ducha y a disfrutar de las cervezas y de la cena, Paul ha hecho un poco de pasta y hemos disfrutado de una botella de rosado durante la cena, ahora a terminar de escribir y a dormir, mañana la ultima etapa de la travesía.

Alojamiento: Jo Pasztor Apartmanhaz 8,5
Relación calidad/precio 9

jueves, 15 de junio de 2017

131ª etapa E4 "National Blue Trail" Piliszentkerest-Nagymaros

14 de mayo de 2017

Distancia: 37,19 km.

Ascenso total: 1.232 m.

Descenso total: 1.505 m.

Altura máxima: 696 m.

Altura mínima: 101 m.

Valoración: 8

Tiempo de marcha: 13 horas

Velocidad media: 3 km/h

Señalización: Muy buena





Jose Luis se tiene que quedar, es una pena después de 13 etapas juntos, tiene una tendinitis en  la espinilla y la tiene inflamada, el dueño del alojamiento lo va a llevar a Visegrad, allí nos encontraremos para cruzar el Danubio, lo dejamos acostado en el alojamiento cuando Paul y yo iniciamos la etapa.

Un Akita, el perro del dueño del chalet

Comenzamos subiendo por pistas embarradas entre un bosque de hayas, en mitad del camino encontramos una de ellas vencida por el viento, nos llama la atención la poca raiz que sujeta este árbol, en vez de extenderse al fondo lo hace por la superficie por eso es tan fácil de tumbarlas.

Un haya por los suelos
 Llegamos a Dogobokó, pueblo muy turístico aunque no hay nadie por sus calles, ayer fue sábado la nuit y la gente esta durmiendo pero se ve cantidad de alojamientos, importante este pueblo porque se encuentra a 700 m. de altura. 

Señalización en Dogobokó
Hay un monolito de piedra que lo indica con grandes vistas desde su mirador.

Vistas desde el mirador
 Salimos por una zona de alojamientos de yurtas hasta la parte superior de un cortafuegos desde donde se lanzan en parapente, en este lugar volvemos a encontrarnos con la pareja que caminaba con el,perro, ella nos comentó que lo encontraron en una carretera, arroyado por un coche y con las patas rotas, ella lo curo y lo adopto.

Yurtas
 
Zona de parapentes
 
La pareja que camina con el perro
El camino comienza a descender suavemente por una pista y por un relajante sendero aunque luego se complica con el barro hasta que podemos salir a una zona clara con siembra de cereal donde hacemos una parada para descansar.



Atravesamos el prado y seguimos descendiendo hasta llegar a las casas de Pilisszentlászló donde paramos en un bar abierto y tomamos un par de coca colas y unas patatas fritas, a la vuelta del bar hay una tienda, curiosamente la tendera nos habla en castellano, vivió un tiempo en Uruguay.
Hayedo
La salida del pueblo muy agradable, sendero entre un bosque de hayas, mucha gente haciendo senderismo por esta zona aprovechando el buen día de domingo. Una zona que bordeamos por la derecha siguiendo una media ladera con algunas buenas vistas, las que te permite la vegetación. En un claro donde hay un banco que aprovechamos para descansar.


El camino continua, teniendo que sortear una valla por una escalera de madera.

Sorteando una alambrada
 Desde el camino, entre la vegetación, ya podemos divisar el Danubio y su famosa curva, eso quiere decir que nos acercamos a Visegrad y lo hacemos por su parte alta donde hay un gran aparcamiento y una especie de circuito de coches en descenso que bajan desde lo alto de una torre en la,parte superior.




Descendemos un poco mas hasta la entrada del castillo al que no podemos acceder si no pagamos una entrada. Seguimos descendiendo y llegamos a una ermita, desde aquí los descansos de un Calvario, cuando llegamos al primer escalón vemos que estamos en Visegrad, nos dirigimos al puerto donde nos encontramos con Jose Luis que ya esperaba descansando.
Llegando a Visegrad
 En un chiringuito pedimos unas hamburguesas esperando la hora de cruzar con el barco.

Esperando el barco
Lo hacemos a las 15:40, en menos de diez minutos estamos al otro lado en Nagimaros, donde hay muchos restaurantes y Chiringuitos para comer.
Transbordador

Antes de continuar la ruta decidimos llevar las mochilas al alojamiento, Jose Luis se queda, que aun no ha recuperado y Paul y yo subimos hasta una gran torre que nos permite ver la curva del Danubio.

El Danubio desde la Torre, Nagymaros y Visegra con su castillo, al otro lado
 
El Danubio desde la Torre

Descendemos de la torre siguiendo el E4 hasta una explanada donde lo abandonamos para bajar a la zona del puerto y pararnos en un chiringuito mientras llega Jose Luis, un fish and chips con un pescado muy bueno y un par de Sopronis.
Nagymaros
 
Fish and chips acompañados por unas Sopronis

 
Alojamiento en Nagymaros
 
Brindando con Paplinka con el dueño del alojamiento
Llegamos al alojamiento después de cenar, ducha rápida y a la cama que mañana queda otra dura etapa.


Alojamiento: Szalanczy Vendedhaz 6,5
Desayuno: Szalanczy Vendeghaz 6