Páginas vistas en total

jueves, 12 de octubre de 2017

87ª etapa E4 "Camino de Maximiliano" Hochrieshutte-Marquarstein

19 de septiembre de 2017

Distancia 25,12 km

Asc. Acumulado. 191 m

Des. Acumulado. 1.209 m

Altura max. 1.562 m.

Altura mín. 533 m.

Tiempo de marcha 7 h. 35 m.

Velocidad. Media 3,4 km/ h

Valoración 7

Señalización: Bien en su recorrido hasta Aschau




La mañana ha salido muy fría el termómetro de Hochrieshutte marca 2°C, llueve y corre un poco de viento.
Hemos salido algo tarde y se presenta una etapa complicada, las nubes cubren las cimas y no deja de llover, más bien de granizar que es lo que cae mientras descendemos. 



El camino empedrado se encuentra resbaladizo hay que ir con mucho cuidado para no colocar las posaderas en alguna de las puntiagudas piedras del camino.


La niebla cubre el camino
 Desembocamos en una pista y llegamos a un prado donde pace un rebaño de vacas que no podemos casi ver por la gran niebla que lo cubre. 


La pista vuelve a transformarse en sendero y corta algunas curvas hasta llegar al plateau Riesenalm, un claro desde donde se puede ver un gran fondo de montañas cubiertas por la niebla.

Llano de Riesenalm
 
Los animales se refugian de la lluvia y el granizo
 
Castillo de Hohenaschau
Tomamos un café en el café pensión Brucker y decidimos que no podemos volver arriba con el mal tiempo, buscamos una alternativa para evitar la cresta y los dos picos que deberíamos hacer hoy.


Rerstaurante Bucker


Ya fuera del camino oficial, atravesamos Aschau y salimos a una carretera secundaria que va a la autopista A8, la seguimos un tiempo y nos desviamos un poco para cruzar la aldea de Bucha y volver a la carretera,
Aschau y castillo de Hohen
 una chica rubia entrena corriendo delante de nosotros bajo la lluvia. Tomamos a la derecha una carretera secundaria que asciende hasta el hotel Seiserhof. 



A partir de aquí un sendero rodea el hotel y desciende siguiendo la línea de árboles hasta desembocar en una pista asfaltada. Seguimos la pista en dirección sur, cruzamos Rudesberg, 


 
Rottau

llegamos a la carretera B305 para cruzar Rottau, seguimos la B305 y a la altura de Kucheln, poco antes de Grassau, vemos un cartel indica 2,8 km a Marquartstein, lo seguimos y en poco tiempo llegamos al final de etapa. Un poco antes enlazamos con el E4 que baja de las montañas, cubiertas por las nubes.

Marquarstein
Alojamiento Gasthof Prinzregent 7,5
Desayuno Gasthof Prinzregent 8

Realción calidad/precio 8

miércoles, 11 de octubre de 2017

86ª etapa E4 "Camino de Maximiliano" Brannenburg-Hochrieshutte

18 de septiembre de 2017

Distancia 14,95 km

Asc. Acumulado. 1.148 m

Des. Acumulado. 69 m

Altura max. 1.564 m.

Altura mín. 457 m.

Tiempo de marcha 5 h. 15 m.

Velocidad. Media 3 km/ h

Valoración 8

Señalización: Regular, escasa


 


Hemos desayunado el típico desayuno alemán, a base de fiambre y algo de mermeladas, no ha estado mal.
Las previsiones meteorológicas no eran del todo buenas pero hay bastantes claros entre las nubes que se mueven a gran velocidad.


Río Inmtal
Seguimos la misma avenida por la que llegamos ayer cruzamos la línea de ferrocarril y nos unimos al Camino de Santiago, cruzamos la autopista A93 y poco después el río Inmtal por un puente, pasamos al lado izquierdo de la carretera y seguimos un camino paralelo a ella y al lado del rio Steimbach.

Siguiendo el río Steimbach


Dejamos atrás todas las edificaciones de Brannenburg y su polígono industrial. Llega el momento de tirar para arriba, abandonamos el río y llegamos a un cruce de señalizaciones, ahora toca seguir un sendero que asciende con escalones de madera.


Iglesia a María Heimsuchung
Llegamos a Kirchwald dode se encuentra una bonita iglesia dedicada a María Heimsuchung. Seguimos en el interior de un bosque y luego a un claro a la altura de las casas de Gritschen. 

Casas de Gritschen


Continuamos por una pista hormigonada que asciende fuertemente, dejamos atrás el restaurante Duftbrau que se encuentra cerrado por ser lunes, luego seguimos pistas asfaltadas hasta llegar a un párking donde aparca la gente que asciende al Hochries, el pico al que debemos subir.


Frente al párking sale un estrecho camino empedrado, un grupo de niñas con sus profesores baja en ese momento. 

Ascendiendo al Hochries
Al final del camino una pista hormigonada con bastante desnivel asciende hasta una pradera, tomamos el camino que señaliza Hochries lo seguimos y abrimos una portilla para entrar en una zona de ganado vacuno, el carril asciende serpenteante finalizando en una escalera a la altura de un prado. 


Solo queda el tramo final, los últimos 400 m. de los 1200 m que teníamos, pero las nubes bajan con fuerza y el maravilloso día que hemos tenido hasta ahora se comienza a convertir en lo que conocemos de días anteriores.


Desde el prado, el camino sube con fuerza, pasamos nuevamente por otra explotación ganadera, hacemos una parada para colocarnos los trajes de agua, comienza a llover, la piedra del camino se vuelve resbaladiza pero subiendo se lleva mejor. 

Cabaña Hochrieshutte
Alcanzamos la cresta y el camino sigue por ella unas centenas de metros antes de llegar a la cima del Hochries donde tenemos la clásica cruz de las cimas alemanas y la espectacular cabaña de Hochrieshutte, grandes vistas por todos lados y sobre todo en el momento que deja de llover y las nubes de alrededor se disipan para que la vista tenga más profundidad.

Puesta de sol en Hochrieshutte
Buena cerveza en la cabaña que regenta Manuel, habla español por lo que pronto cogemos confianza. Cómo hemos llegado pronto pasamos toda la tarde por allí, entre cervezas y las vistas desde las cristaleras.


Cenamos y vemos una magnífica puesta de sol antes de ir a la habitación a descansar para la etapa de mañana.

Alojamiento: Cabaña Hochrieshutte 8,5
Cena: Cabaña Hochrieshutte 6
Desayuno: Cabaña Hochrieshutte 7

lunes, 9 de octubre de 2017

85ª etapa E4 "Camino de Maximiliano" Birkenstein-Brannenburg

17 de septiembre de 2017

Distancia 15,42 km

Asc. Acumulado. 735 m

Des. Acumulado. 1.103 m

Altura max. 1.512 m.

Altura mín. 484 m.

Tiempo de marcha 5 h. 35 m.

Velocidad. Media 2,8 km/ h

Valoración 8

Señalización: Regular


 


Las nubes suben desde el valle pero no llueve, he decidido no salir al completo con el traje de agua, solo con el pantalón, hay que subir de 700 a 800 m. y no me apetece sudar mas de la cuenta.


Buen desayuno en Oberwirt, salimos al poco de terminar y por supuesto tirando hacia arriba pero por buen camino que serpentea en medio del bosque, queremos subir al Wendelstein a 1.834 m lo podemos hacer desviándonos del camino en un collado a 1.625 m. pero las nubes cubren la cima, no sabemos si merecerá la pena.



 
Cabaña Kesselalm
Llegamos a zona desarbolada, hay una cabaña donde termina el bosque, Kesselalm, unos chavales bajan con pinta de haber celebrado el Octoberfest en ella. 



Un poco más arriba abandonamos la pista y seguimos un sendero, el camino asciende entre impresionantes paredes de roca, al rodear un paredón, en una zona herbosa vive una gran familia de marmotas, no se asustan fácilmente a nuestro paso.



En un cruce, equivocamos el camino, subimos por un camino muy embarrado que luego debemos desandar y el barro bajando se convierte en peligroso.

Marmota
 Tenemos muchas dudas en nuestro camino, el Wendelstein se encuentra escondido entre las nubes y no tenemos muy claro dónde debemos desviamos para atacar la subida, estamos sobre los 1.400 m. y deberíamos subir a 1.600 m. 


Rodeamos una pared y un gran rebaño de rebecos cruza delante a gran velocidad.


 Llegamos al collado pero no pasamos de los 1450 m.

Collado
 La cima se encuentra cubierta, no tenemos claro por donde afrontar la cima, decidimos seguir nuestro camino, no sin un punto de rabia por no alcanzar una cima más en nuestro travesía.
El Weldenstein y el tren cremallera
Una pista desciende en paralelo al tren de cremallera, lo vemos subir y bajar mientras descendemos, en la estación intermedia del cruce de trenes, cruzamos la vía, y la cruzamos de nuevo una vez más.




Tren cremallera
Penetramos en un bosque mágico donde el agua y el musgo cubren la base del bosque hasta salir a los prados y granjas que nos indican que estamos llegando a Brannenburg, lo hacemos entrando por una de las calles principales donde se encuentra el alojamiento de hoy y aunque estaba cerrado, pronto llega el dueño con un camión que portaba tres magníficos caballos entrenados para el desfile del Octoberfest de este próximo fin de semana. 


Bosque mágico


 
Ermita
 
Brannenburg
Cómo la etapa ha sido corta, necesitábamos relajar un poco las piernas después de un stage de 17 días continuados, hemos dado un paseo por Brannenburg y hemos tomado un helado en una heladería italiana, para la cena hemos comprado algo de comida rápida y hemos cenado en el hotel acompañados de unas buenas cervezas.

Brannenburg
Alojamiento: Posthotel Brannenburg 7
Desayuno: Posthotel Brannenburg 7
Relación calidad/precios 7