Páginas vistas en total

miércoles, 12 de junio de 2019

238ª etapa E4 Lago Çinçis-Estación de Subcetate

23 de mayo de 2019

Distancia: 19,15 km. 

Ascenso total: 356 m. 

Descenso total: 404 m. 

Altura máxima: 507 m.

Altura mínima: 294 m.

Valoración: 7,5

Tiempo de marcha: 8 horas


Velocidad media: 2,9 km/h.

Señalización: Sin señalizar



 

Bajamos por la carretera que remontamos ayer hasta llegar a un desvío a la derecha, camino que asciende entre prados con bonitas vistas hasta penetrar en un bosque de robles al que le sigue un nuevo bosque de hayas, es muy agradable el día de hoy entre bosques y prados, algunos cargados de flores. 
Lago Çinçis


Cruzamos la carretera que se dirige a Silvisus de Jos en un par de ocasiones, hasta entrar en el pueblo. 


Hayedo


Comienza a llover y aprovechamos para parar y tomar un café. El pueblo tiene bastantes alojamientos, desde aquí parte la carretera que se dirige al monasterio Prislop que se encuentra a 13 kilómetros.



Terminada la parada, salimos del pueblo pero nos desviamos para tomar un camino a la izquierda a la altura de una gran producción de colmenas, pero el camino va desapareciendo para meternos en un berenjenal del que tenemos que salir zaleando las piernas y brazos entre la maleza hasta alcanzar un claro dónde volvemos a retomar el camino.

Hateg. Río Galbena
 Descendemos por un bonito lugar hasta reencontrar la carretera, enseguida entramos en Hateg. Atravesamos la ciudad y paramos en una oficina de turismo, cortamos el track y decidimos coger un taxi para desviarnos y visitar la urbe romana de Sarmizegetusa Ulpia Traiana, el asentamiento romano fundado por el emperador hispano Trajano. Recorremos sus calles, anfiteatro, foro etc. y algunos templos como el de Lui Silvanus.


Sarmizegetusa Ulpia Traiana

 
Anfiteatro de Samizergetusa
     


 
Uno de los templos de Srmizegetusa Ulpia Traiana
Hacemos la vuelta en autobús hasta Hateg, tomamos una cerveza y continuamos con nuestro track. Salimos de Hateg por la carretera DN66, nos desviamos por un prado hasta coger una nueva carretera que nos lleva hasta la estación de Subcetate donde damos por terminada está andadura de mayo. Cenamos algo en un bar junto a la estación antes de tomar un tren nocturno que nos lleva a Bucarest para coger mañana el vuelo a Madrid, a ver si hay suerte y podemos retomar el camino en setiembre.



De vuelta a casa

martes, 11 de junio de 2019

237ª etapa E4 Deva-Lago Çinçis

22 de mayo de 2019

Distancia: 31,53 km. 

Ascenso total: 507 m. 

Descenso total: 356 m. 


Altura máxima: 469 m.

Altura mínima: 192 m.

Valoración: 7,5

Tiempo de marcha: 8 h. 45 m.

Velocidad media: 3,7 km/h.

Señalización: Sin señalizar



Salimos de Deva por una zona elegante, de gente con alto poder adquisitivo, Rumanía se caracteriza por ello, dinero para unos cuantos, una pequeña clase media y muchas zonas deprimidas de gente con bajo poder adquisitivo, pero de eso y de arreglarlo se encargan los gobiernos, nosotros a disfrutar con esta maravilla de paisajes. 

Salimos de la población, no hay mucho barro en los caminos, se camina bien, algunos mantos de flores cubren los montes que contrastan con el verde del resto.


En Almasumic, hacemos una parada para descansar, luego seguimos por una estrecha carretera con poco tráfico.A la entrada de Pestisu Mare una iglesia ortodoxa y su cementerio, cruzamos la carretera DJ687 y encontramos una nueva iglesia ortodoxa.
Iglesia ortodoxa de Pestisu Mare
 Una de las cosas que nos sorprende en el recorrido por Rumanía es que los tubos de gas van por el exterior junto a la fachada de las viviendas, así recorren todo el país. 
En amarillo la tubería de gas
A la salida de Pestisu Mare, a la izquierda, una gran fábrica de acero a baja producción, con pocos operarios que se encargan de las tareas de mantenimiento.

Mantenimiento de la fábrica
 Cruzamos el río Cerna y poco a poco entramos en las calles de Hunedoara, una gran ciudad con una gran basílica Toti Sfintii y el espectacular castillo Corvinilor, antes de llegar a él pasamos una oficina de turismo, la chica muy amable nos atiende en español y nos da unos panfletos para nuestra visita.

Basílica Toti Sfintii de Hunedoara
 
Interior de la basilica Toti Sfintii
Antes de llegar al castillo una nueva basílica de las muchas del recorrido.


Con la chica de la oficina de Turismo
 
Hunedoara
El castillo Corvinilor es espectacular, uno de los más bonitos que he visto, construido sobre una antigua fortificación romana, perteneció al Reino de Hungría hasta la independencia del reino de Rumania en 1881. En un recorrido de una hora puede verse su interior, al que le falta bastante relleno pero la parte exterior es espectacular.

 
Castillo Corvinilor de Hunedoara
 
Interior del castillo
 
Sala de torturas
A la salida de Hunedoara hay una zona residencial de etnia gitana donde los tejados de sus viviendas simbolizan el poder adquisitivo de cada uno de forma tan ostentosa que desborda lo que se pueda pensar, la idea era pasar por medio de esta urbanización pero es privada y su vigilantes no nos dejaron pasar y tuvimos que sumar algunos kilómetros más al tener que dar un largo rodeo.

Urbanización ostentosa


 

Salimos por la carretera que se dirige a Hateg, en un cruce vemos el desvío a Sarmizegetusa Regia, el gran recinto defensivo dacio en sus guerras contra los romanos.

 Situada a 1.200 m. de altura, lo bordea un gran muro dacio y en su interior hay un gran santuario circular. Seguimos la carretera hasta un desvío que se dirige a Çinçis-Cerna donde se ve una gran basílica o monasterio, nosotros nos desviamos por un sendero que desciende, poco a poco vamos viendo el Lago Çinçis.
Lago Çinçis
 Hacemos un alto junto a una antena para disfrutar de las vistas al lago, continuamos bajando hasta la carretera que lo rodea y remontamos por ella unos cientos de metros hasta llegar al Motel Cincis donde pernoctamos está noche, es un hotel muy bonito con unas vistas fantásticas, una decoración bien cuidada y una muy buena atención del personal del mismo, Sorin es el cocinero, estuvo trabajando en España, por El Ejido pero no en los plásticos, de cocinero y en Londres con cocineros españoles, nos preparó una buena cena que cerramos en el bar con unos palinkas.
Con Sorin, cocinero del Motel Çinçis

Alojamiento Motel Cincis 8,5
Cena Motel Cincis 8,5
Desayuno Motel Cincis 8
Relación calidad/precio 8

domingo, 9 de junio de 2019

236ª etapa E4 Ilia-Deva

21 de mayo de 2019

Distancia: 30,88 km. 

Ascenso total: 514 m. 

Descenso total: 495 m. 

Altura máxima: 358 m.

Altura mínima: 168 m.

Valoración: 6

Tiempo de marcha: 9 h. 50 m.


Velocidad media: 3,3 km/h.

Señalización: Sin señalizar



 


Hemos venido en tren desde Deva, no encontramos alojamientos en Ilia a través de internet, una media hora de tren aproximadamente. 
Caminando por el muro de contención del río Mures

Desde la estación de Ilia, bajamos al sur para cruzar el río Mures que serpentea en su camino a Deva. 
 
Río Mures
Cruzamos el río, bajamos unas escaleras y cogemos unos caminos que siguen el río por su margen derecha y que desembocan en la carretera DN7 que se dirige a Deva, una carretera sin arcén y con un intenso tráfico, tanto de coches como de camiones.



Bonita iglesia en el cementerio de Vetel
 No tenemos por dónde ir pero el riesgo es enorme, la carretera está llena de cruces de accidentes ocurridos, hay una autopista recién hecha pero que aún no se ha inaugurado, cuando lo hagan, el tráfico por aquí descenderá.

Llegamos a Lesnic, un descanso ante la avalancha de vehiculos, hay un acerado a lo largo del pueblo que nos salva de ir por el arcén, pero después seguimos de nuevo por la carretera hasta llegar a un nuevo desvío a la derecha que nos lleva a Vetel. Dejamos la carretera y respiramos aliviados, al pasar por una tienda paramos a tomar un café y un dulce, la chica que lo lleva habla español, se pegó 13 años en Santoña, su hija es española.


Central térmica
Finalizado el descanso seguimos en nuestro camino a Deva, pasamos el cementerio con su iglesia con la cubierta de madera, aunque también hay otra más moderna. Ya a la salida del pueblo, una cruz ortodoxa, saluda a los caminantes. Nos vamos acercando a una central térmica, los refrigeradores se encuentran apagados y solo una de sus tres altas torres echa humo, como si solo se encontrará en mantenimiento.


Fortaleza de Deva
El camino vuelve a unirse a la carretera pero por poco tiempo, tomamos un desvío que se dirige a Vile Noi, pasamos por su parte alta, una de las zonas más marginales que hemos cruzado, Paul y José Luis juegan y hablan con los pequeños que están disfrutando de un partido de fútbol. 



Ya vemos la fortaleza de Deva, y como no, toca subir, lo hacemos por un camino entre un bosque, pronto llegamos a la primera entrada, recorremos todos los recovecos de la fortaleza.




Data del siglo XIII y se construyó como defensa de entrada a Transilvania por el río Mures, desde la fortaleza hay hermosas vistas de Deva.


Gruta en el descenso de la fortaleza
Descendemos hasta una gruta en unas paredes donde hay algunas vías de escalada casi a la altura de la población. Entramos en un parque donde se encuentra el Museo de la Dacia y la estatua de Decebalo, el gran líder dacio que no se lo puso fácil a Trajano en sus conquistas hacia el norte del Danubio.


Una de las bibliotecas situadas en los parques de Deva
Paramos a tomar una cerveza creo que lo tenemos merecido, vamos a dormir en el mismo alojamiento de ayer en Villa Lotus, nos queda hacer la visita turística hasta llegar a él.


Decébalo, el gran líder de la Dacia

Es curioso en los parques hay librerías gratuitas para quien le apetezca leer mientras disfruta del parque. 



Interior de una de las iglesias ortodoxas
Llegamos a la iglesia ortodoxa muy bonita, sobre todo su interior. Pasamos una ambientada calle que llega a una plaza donde se encuentra la estatua de Trajano, en la plaza una bonita fuente, al fondo el Casino, edificio de la vieja época comunista.


Trajano, el emperador hispano y gran enemigo de Decébalo
 En nuestro camino al alojamiento una nueva estatua de Decébalo con un dragón insertado en su lanza, y más adelante una nueva y gran basílica, la Grecocatolica Inmaculata. 


Basilica Grecocatólica

Hemos comprado comida, hoy nos quedamos en el alojamiento a cenar, además, nada más llegar a caído una gran tromba de agua, hemos tenido suerte, casi nos pilla.

Alojamiento Villa Lotus 8
Desayuno Villa Lotus 7,5
Relación calidad/precio 7,5

sábado, 8 de junio de 2019

235ª etapa E4 Brad-Ilia

21 de mayo de 2019

Distancia: 35,46 km. 

Ascenso total: 626 m. 

Descenso total: 721 m. 

Altura máxima: 707 m.

Altura mínima: 171 m.

Valoración: 7

Tiempo de marcha: 8 h. 50 m.

Velocidad media: 4,1 km/h.

Señalización: Sin señalizar



La amenaza de lluvia intensa era total en la etapa de hoy, tanto al ir a desayunar como al volver, caía agua a manta, así que salimos con todo lo que teníamos para la lluvia.
La lluvia amenaza


A la media hora deja de llover, mientras caminamos por pistas en las afueras de Brad, dejamos atrás las últimas casas para entrar en los caminos totalmente embarrados y encharcados, avanzamos un paso y retrocedemos dos.

Enlazamos con el E3, la idea es seguirlo pero el camino es intransitable, sobre todo en los densos bosques de hayas.

Al llegar a la carretera DJ706 decidimos avanzar por ella en lugar de por el E3. Grandes bosques entre los que desciende la carretera por la comunidad de Vorta.

Visca
 El camino desciende hasta el fondo de un valle, muchas hayas se encuentran a punto de caer, ya casi no les queda tierra donde sujetarse debido a la erosión del agua en estos bosques tan verticales.

Los perros extrañados con los forasteros

En el descenso deja de llover y ha salido el sol el clima aquí no hay quien lo entienda. Pasamos las aldeas de Visca con una bonita iglesia, Vorta y Valea Lunga.



Por el camino encontramos dos fuentes que aprovechamos para rellenar. 

Vorta


Poco a poco el valle se va abriendo, a la vista una autovía que aún no está en servicio aunque parece terminada y al fondo Ilia, llegamos a la estación de tren, no encontramos alojamiento por lo que cogemos el tren a Deva para dormir, mañana volveremos para la etapa siguiente.
Estación de Ilia
 
A dormir a Deva

Buena Pensión en Deva, Godman nos atiende perfectamente, sabe español, trabajó en Tenerife por cinco años. Nos damos una ducha y salimos a cenar a un centro comercial, mañana por la mañana volveremos en tren a Ilia para la siguiente etapa.

Alojamiento Pensión Lotus en Deva 8
Desayuno Pensión Lotus en Deva 7,5
Relación calidad/ precio 7,5