Páginas vistas en total

domingo, 30 de septiembre de 2018

155ª etapa E4 "Voralpenweg 04" Salzburgo-Faistenau

07 de septiembre de 2018

Distancia 21,27 km

Asc. Acumulado. 1.192 m

Des. Acumulado. 866 m

Altura max. 1.295 m.

Altura mín. 439 m.

Tiempo de marcha 8 h. 30 m.

Velocidad. Media 2,7 km/ h

Valoración 8

Señalización: Regular



Nuestro alojamiento se encontraba en los límites de Salzburgo, nada más salir y después de doblar cuatro calles comenzamos a subir al pico del día, el Gaisberg, un pico que se conoce desde Salzburgo por tener una gran torre en su cima con una gran antena.
Subiendo el Gaisberg
El cielo está muy nublado y amenaza lluvia, pero de momento nos está respetando.
Al principio comenzamos a subir por asfalto, aunque el desnivel no le hace ascos a un sendero de cima, luego el camino se transforma en piedra suelta con gran desnivel igualmente, al final en estrecho sendero que en varios zigzag te sube a la cima, ayudado por unas escaleras de madera situadas en cada giro. Por el camino enlazamos con el E10, otro de esos grandes senderos europeos que viene de la ciudad alemana de Rügen y se dirige tambien a Tarifa, nuestro punto de salida. 
Cima del Gaisberg
A partir de los 1000 m. la niebla hace su aparición y al llegar arriba no podemos ni ver la gran antena. Paramos un momento y nos abrigamos, arriba baja la temperatura y tampoco podemos estar mucho tiempo.
Comenzamos el descenso, no es bastante malo, cosa que agradecemos, la roca está muy húmeda y podemos tener algún resbalón. Llegamos a la entrada de una cueva, paramos para echar un vistazo, no es fácil entrar, se necesita algo de material de espeleología.
Cueva
Comienza a llover pero bajando no podemos cambiar el paraguas por los bastones, nos equipamos un poco y seguimos hasta un carril forestal, ahí si dejamos los bastones, el paraguas nos protege más, sobre todo la mochila y su interior.
Explotación ganadera
Salimos a unos prados cercados que tenemos que atravesar, al otro lado junto a la puerta varias vacas descansan, junto a la puerta una chica alemana que va en dirección opuesta no se atreve a pasar, Paul hace la buena acción del día y la acompaña hasta atravesar el ganado.
Entrando en Ebenau
Descendemos a un bosque con buen camino, la lluvia no es muy fuerte y se lleva bien, todo lo contrario a la entrada de Ebenau que comienza a apretar con gran fuerza, Paul y yo nos refugiamos bajo un puente a la entrada del pueblo. 
Llueve fuertemente
Después de media hora sigue lloviendo con fuerza pero tenemos que seguir, atravesamos el pueblo y cogemos un sendero que separa el bosque de los prados, el agua ya nos cala la ropa.

Al final del sendero cogemos una carretera que sube y una pista que baja hasta un río que salvamos por una pasarela para ascender un repecho y llegar a otro prado con vacas que volvemos a atravesar hasta llegar a unas casas.

Volvemos a seguir un carril asfaltado que asciende, al final y en zigzag sortea algunas casas hasta una última que bordeamos por un sendero.
Profundo cañón
El camino penetra en un gran cañón siguiendo una cornisa situada en la pared por su margen izquierdo con vistas espectaculares del profundo cañón. 

Descendemos hasta una vieja presa que mantiene un embalse con poca agua, la cruzamos y salimos a un restaurante que ahora se encuentra cerrado. 
Un par de tostadas de trigo
Ya por carretera y un último ascenso entramos en Faistenau, un bonito pueblo con turismo y bien surtido de servicios, en su plaza tomamos una cerveza tostada de trigo, en el mismo momento que deja de llover y aparecen unos rayos solares.
Alojamiento en Faistenau


Después de disfrutar de la cerveza nos vamos al alojamiento, una buena ducha de agua caliente y a secar ropa.

Alojamiento Pensión Bayrhanmer 7
Desayuno Pensión Bayrhanmer 8
Relación calidad/precio 6

sábado, 29 de septiembre de 2018

154ª etapa E4 "Voralpenweg 04" Bad Reichenhall-Salzburgo

06 de septiembre de 2018

Distancia 26,82 km

Asc. Acumulado. 556 m

Des. Acumulado. 585 m

Altura max. 684 m.

Altura mín. 422 m.

Tiempo de marcha 8 h. 25 m.

Velocidad. Media 3,4 km/ h

Valoración 7

Señalización: Regular



Un bonito sitio y un buen desayuno, pero el dueño de la pensión nos dijo que estaba incluido y luego no lo estaba y nos quiso cobrar 5€ más de limpieza cuando estaba incluida y tuvo que devolverla, vamos un poquito tramposo.
 Por la puerta pasa un camino de Santiago que cogemos buscando reencontrarnos con el E4, cruzamos varias calles hasta dar con él.

Seguimos un camino asfaltado entre prados donde la gente pasea y hace deporte.
Llegamos a Grobgmain donde abandonamos definitivamente Alemania para entrar en Austria. 
Cruzando la frontera austriaca
A la salida del pueblo entramos en un bosque donde el camino se pone cuesta arriba hasta llegar a un alto y descender por buena pista de tierra entre los bosque del parque natural de Unterberg.
Primera señal del Voralpenweg 04
 Vamos caminando junto al río lo que hace que a pesar del sol encontramos algo de frescor en el ambiente. Salimos a una carretera estrecha y con tráfico, intentamos buscar caminos adicionales para evitar el tráfico pero al final volvemos a desembocar en la carretera.

Por ella y en fuerte descenso, entramos en Fursterbrunm, el pueblo del mármol, por sus alrededores hay esculturas y trozos de bloques según sale de la cantera, en el pueblo se encuentra el Museo del Mármol. Hacemos una parada junto a una fuente y comemos unas barritas.
Parada en Fursterbrunm
Salimos siguiendo la carretera, a lo lejos ya podemos ver la magnífica Fortaleza de Hohensalburg.
Al fondo la fortaleza de Hohensalzburg

A la salida del pueblo cruzamos u pequeño río y caminamos junto a él bastante tiempo, cruzamos la autopista A20, nos desviamos unos metros por la protección de la entrada de aviones del aeropuerto de Salzburgo, volvemos otra vez hasta separarnos definitivamente. 
Entrando en Salzburgo
Atravesamos campos donde el sol pega fuerte, descansamos en un pequeño parque donde descansan unos trabajadores de la construcción de la vieja Alemania comunista, entre el inglés y el poco alemán nos fuimos entendiendo. 

Ya por calles secundarias nos vamos acercando al centro de Salzburgo y a la base de la montaña donde se encuentra la fortaleza. 
Fortaleza Hohensalzburg
Ahora toca subir para cruzar una de sus murallas, bajar al otro lado y llegar a un centro plagado de turistas, pasamos junto a la catedral, cruzamos el río Salzach y comenzamos a subir escaleras que parecía que no acababan nunca hasta una escuela franciscana.
Salzburgo
 
Fortaleza
 


Vistas impresionantes de la ciudad y de su estación ferroviaria. Ahora toca bajar y lo hacemos entre caminos y escaleras de bastantes cientos de escalones.
Calle de Salzburgo
 
Río Salzach

Atravesamos por un puente las vías de la estación y abandonamos el E4 para buscar el alojamiento, nos han dado un par de claves una para cruzar la puerta principal y otra para la habilitación, son varias habitaciones con cocina salón y baños compartidos, las habitaciones son de literas, bastante básica pero las zonas comunes están muy bien.
Antes de la ducha hemos salido a comprar para cenar, luego ducha, un par de cervezas y la cena, a las 8 de la tarde ya metidos en el sobre

Alojamiento Rooms P 7
Relación calidad/precio 7,5

viernes, 28 de septiembre de 2018

153ª etapa E4 "Camino de Maximiliano" Ruhpolding-Bad Reichenhall

05 de septiembre de 2018

Distancia 28,81 km

Asc. Acumulado. 1.034 m

Des. Acumulado. 1.830 m

Altura max. 1.506 m.

Altura mín. 464 m.

Tiempo de marcha 10 horas

Velocidad. Media 3 km/ h

Valoración 8,5

Señalización: Casi sin señalizar




Amanece con niebla, pero ya desde el amanecer se apreciaba el magnífico día que nos esperaba, todo lo contrario de ayer que llegamos pasados por agua.
Amanece con buen día
Hemos dormido bien a pesar de las almohadas que en Alemania son ridículas, las camas bien con su sabana bajera y su edredón, dos edredones si la cama es doble, esto es así en todos los países de Europa que hemos cruzado: Francia, Suiza, Austria y Alemania, excepto en España que utilizamos sabana bajera, la sábana somera, la manta y por supuesto la colcha para adornar, eso sí, las mejores almohadas, las nuestras.
Pensión Rauschberghof
El dueño de la pensión nos ha dejado algo para desayunar, poco por cierto, el desayuno comienza a las 8, nosotros hemos desayunado a las 7 y a las 7:30 estábamos saliendo.

Entre calles llegamos a enlazar con el E4 que sigue el Camino de Maximiliano. Cogemos pistas asfaltadas y dejamos atrás las últimas viviendas de Ruhpolding. Abandonamos el asfalto antes de llegar a  las cuatro casas de Oberhausen, en un precioso valle bien alumbrado por los rayos de sol de la mañana.
Inmediaciones de Oberhausen
 Volviendo al asfalto por pistas estrechas aunque con más tráfico del esperado llegamos a Inzell.
Inzell
 Hacemos una parada en una cafetería para tomar un café y un trozo de tarta. Salimos se Inzell ascendiendo suavemente por asfalto, hasta salir bruscamente por un estrecho sendero hasta la coqueta iglesia gótica en madera de San Nicolás.
La coqueta iglesia de San Nicolás
 A partir de aquí comenzamos a subir por un sendero que corta repetidas veces una pista, subiendo cómodamente a pesar del desnivel. 
Vamos cogiendo altura
Cuando acaba la pista tomamos un sendero que se pone vertical  y los últimos 250 m. se hicieron muy duros hasta alcanzar un alto donde se encuentra una casa que sirve cervezas y poco más, con mesas para descansar y donde aprovechamos para comer un sándwich que nos sobró del desayuno. Hay gente descansando y otros realizando actividades por las diferentes rutas que pasan o parten de la casa. 
Descanso en la casa bar
Salimos de la casa y el camino se complica, al principio el sendero con grandes raices que luego se pone bastante vertical hasta llegar a un estrecho collado, ahora toca bajar y el camino se las trae, en zig zag por un tramo muy vertical hasta un punto en que suaviza, ahora toca volver a subir bordeando una pared por un camino bastante aéreo y muy vertical hasta cruzar un estrecho paso.
Descenso bastante vertical
 
El camino junto a la roca
 
Volvemos a subir
En pocos metros llegamos a la cabaña Kaiser Wilhelm Haus, un precioso sendero el que une estas dos casas pero muy duro y exigente. 


Ahora bajamos definitivamente, utilizando un sendero cómodo en zigzag que desemboca en una pista por la que seguimos descendiendo largo rato hasta alcanzar el restaurante Lipswirt donde hacemos nueva parada para tomar una coca cola y una barrita.
Restaurante Lipswirt

Desde el restaurante vemos Bad Reichenhall nuestro destino de hoy. Seguimos bajando, ahora por asfalto, en un cruce abandonamos el Camino de Maximiliano, el E4 gira a su izquierda, no sabemos el motivo pero es así, antes de llegar a las primeras casas perdemos el track pero lo recuperamos enseguida antes de volver a unirnos con el Camino de Maximiliano.
Bad Reichenhall

Cruzamos un canal que viene de una central eléctrica y poco después el río Saalach para entrar en Bad Reichenhall, cruzamos sus calles, cruzamos el Camino de Santiago y abandonamos nuestro E4 para buscar la Pensión Lex, a más de un kilómetro fuera de nuestro recorrido.
Terminada la ducha hemos salido a dar un paseo y comer algo antes de volver a dormir.

Alojamiento Pensión Lex 7
Desayuno Pensión Lex 8
Relación calidad/precio 6

jueves, 27 de septiembre de 2018

152ª etapa E4 "Camino de Maximiliano" Marquartstein-Ruhpolding

04 de septiembre de 2018

Distancia 24,01 km

Asc. Acumulado. 453 m

Des. Acumulado. 331 m

Altura max. 832 m.

Altura mín. 530 m.

Tiempo de marcha 7 h. 40 m.

Velocidad. Media 3,5 km/ h

Valoración 6,5


Señalización: Sin señalizar


Llegamos ayer  a Múnich y hemos venido a dormir a Hallbergmoos un pequeño pueblo cercano al aeropuerto Fran Joseph Strauss, Paul llegaba muy tarde y ya no había forma de avanzar para acercarnos al inicio de etapa.
Esta mañana hemos salido de Hallbergmoos a las 5:30 pero hemos tardado cuatro horas para llegar a Marquartstein, demasiado tarde, nos esperaba una etapa dura con más de 1700 m. de desnivel positivo y llovía a cántaros, la montaña totalmente cubierta nos hacía presagiar que no era buena idea meterse en ese berenjenal por lo que después de mucho meditar hemos cogido una alternativa más liviana.
Llueve a cántaros


Nada más pasar el puente sobre el río Tiroler Ancher, giramos a la izquierda para bordear la última cadena montañosa alpina y que sigue la carretera Freiweidacher strasse.

Pasamos Staudach, cuando podemos tomamos caminos adicionales que nos evitan el exceso de asfalto. Llegamos a Egerndach, llueve copiosamente, no ha dejado desde que salimos.

Un bonito camino nos separa de la carretera pero es más agradable circular por él. Al volver a ella seguimos un carril bici que circula paralelo hasta la entrada de Berger, aquí llega el teleférico que baja desde Hochfelln, 
Teleferico para subir a Hochfelln
hay un gasthof y nos comemos una sopa gulash que picaba más que un avispero, no me desagrada el picante pero aquello estaba picante en exceso. A la salida tomamos un camino que sube a la montaña al final la cabra tira al monte y llevamos exceso de asfalto, así que a pesar de la lluvia tiramos para arriba.
A la sopa había que echarle valor
 El camino es un calvario con sus estaciones que sube a una iglesia muy visitada y dedicada a María Eck, a pesar de la lluvia tiene bastantes visitantes. 
Basilica María Eck
Descendemos un poco y cogemos un sendero que deja la carretera a la izquierda, un bonito sendero que penetra en el muro de montañas alpino y que al final gira al sur dejando a un lado la carretera ST2098 y el río Weise Traun. 


A la entrada de Ruhpolding, enlazamos con nuestro track que baja paralelo a la Vía Alpina.
Trajes bávaros, preparados para el Octoberfest
 

Cruzamos toda la ciudad, muy bonita por cierto y bastante animada a pesar de ser martes, ya a la salida de la ciudad encontramos la Pensión Rauschberghof, acaba de salir un sol entre las nubes y deja ver una magnífica pared en la montaña que tenemos frente a la ventana.


Parece que mañana mejorará

Alojamiento: Pensión Rauschberghof 7
Desayuno: Pensión Rauschberghof 5,5
Relación calidad/precio 6