Páginas vistas en total

sábado, 12 de octubre de 2019

244ª etapa E4 Baile Herculane-Orsova

18 de septiembre de 2019

Distancia: 25,39 km. 

Ascenso total: 840 m. 

Descenso total: 902 m. 

Altura máxima: 799 m.

Altura mínima: 63 m.

Valoración: 7

Tiempo de marcha: 8 h. 20 m.


Velocidad media: 3,6 km/h

Señalización: Señalizado con blanco y rojo hasta el alto




Amanece cayendo algo de lluvia, podemos verla a través de los cristales mientras desayunamos, dudamos con el equipo, pero las predicciones son buenas aunque hemos tenido una caída de temperatura máxima de nueve grados.

Salimos de Baile Herculane tomando un camino a la izquierda, después de haber cruzado todo el pueblo. El camino sube hasta un punto que debemos girar a la derecha y ahora sí que comienza a subir, pasamos entre dos casas de campo donde sus perros aprietan para alejarnos de su zona de confort.

El camino sube y sube entre el bosque, hayas, castaños y más tarde robles hasta llegar a una pista principal que cogemos a la derecha para descender entre el bosque hasta un redil de ovejas donde los cuatro perros nos dan la bienvenida.
El Danubio de nuevo
 Desde el cortijo volvemos a subir hasta una antena que veíamos desde tiempo atrás. A partir de aquí caminamos entre prados donde las vacas pacen tranquilamente excepto el macho que las cuida que se cabreó a nuestro paso y pensamos que se iba a echar adelante.

El molino eólico
Pasamos unos molinos de viento, más bien uno, eran dos pero uno de ellos tiene un aspa partida.

Desde el molino podemos ver de nuevo el Danubio, ya lo vimos en varias ocasiones en Austria y Hungría, es una alegría verlo de nuevo. Descendemos por un camino de piedra muy molesto para nuestros pies hasta enlazar con una pista por donde circula el E3 que va desde Nesebar en Bulgaria hasta Santiago de Compostela. Seguimos por el E3 hasta bajar a la carretera y al puente que salva el río Cerna al desembocar en el Danubio.
Orsova
Cruzamos el puente y giramos a la izquierda para entrar en Orsova que como cada uno de estos pueblos no son muy anchos pero si más largo que un día sin pan. Por el camino vemos los barquitos que por 50 LEI te dan un paseo por el Danubio, y por supuesto nos apuntamos. Un pequeño barquito con un motor de 150 HP, para ver la cara de Decébalo sobre una gran roca, la Tabula Traíana situada en el lado serbio, el monasterio Mraconia además de la gruta Veterany donde entramos con la barca unos metros, una hora y media de barco que no debemos perder, sobre todo si conocemos algo de la historia entre los Dacios de Decébalo y las legiones romanas de Marco Ulpio Trajano.

La Tábula Traiana
Cara de Decébalo sobre la roca

Monasterio Mraconia



Gruta Veterany
 Terminado el recorrido retomamos el camino al alojamiento de Orsova, un pequeño y coqueto apartamento situado en uno de los barrios marginales de Orsova. El check in lo hace Andreas para indicarnos cada uno las zonas de la casa.
Una ducha y a cenar en una pequeña pizzería, mañana no tenemos definido el camino y será una nueva aventura para llegar a Drobeta, todo sea por evitar la carretera.

Alojamiento Apartamento Dan 7
Cena Julián Food 6
Relación calidad/precio 6,5

No hay comentarios:

Publicar un comentario