Páginas vistas en total

martes, 15 de octubre de 2019

248ª etapa E4 Port Cetate-Frontera Búlgara-Vidin

22 de septiembre de 2019

Distancia: 29,53 km. 

Ascenso total: 53 m. 

Descenso total: 57 m. 

Altura máxima: 65 m.

Altura mínima: 30 m.

Valoración: 6,5

Tiempo de marcha: 8 horas


Velocidad media: 3,9 km/h

Señalización: Sin señalizar




Pensábamos que era otra cosa, el alojamiento de Port Cetate, básico y caro, el menú de la cena no estaba mal pero llegaba frío para el precio, el vino pensamos que excesivamente caro y el desayuno, dijeron a las 8 pero a las 8 llegaban los trabajadores, no empezamos a desayunar hasta las 8:30.
Caminando con la manada
Salimos con miedo de los perros, ayer, a la llegada casi nos atacan, las trabajadoras decían que era por nuestros bastones que se sentían amenazados. Salimos en silencio pero no sirvió de nada, apareció la manada enseguida, pero en otro plan mucho más sociable ya que nos acompañaron durante mucho tiempo.



A la salida cortamos a saco para no volver atrás y campo a través llegamos al camino que va sobre el dique del Danubio. Durante mucho tiempo caminamos sobre el dique acompañados de nuestra manada, siempre pendiente de los escapes, demasiados pantanos a nuestra izquierda, a la derecha llevamos el Danubio, debe ser muy inseguro caminar por estos lugares en época de lluvias.
Siguiendo el Danubio
Después de diez kilómetros despedimos a los perros, de mala manera pero eran demasiados kilómetros y podrían perderse.
Pasamos una zona de humedales con alguna laguna donde disfrutaban los pescadores, abandonamos el camino para subir a la carretera, llegamos a Basarabi y tomamos un café y una coca con unas galletas, al terminar seguimos la carretera, nos acercamos a la frontera pero equivocamos el camino tirando dirección a Calafat cuando en realidad debíamos coger otra carretera a la izquierda que nos lleva directamente a la aduana.
Frontera Rumano Búlgara
 Comprueban nuestra documentación y enseguida nos permiten el paso, cruzamos el grandioso puente de Vidin sobre el Danubio y entramos en Bulgaria. Hacemos un giro a la derecha para pasar bajo el puente y paralelo al río seguimos dirección Vidin. 

Puente fronterizo de Vidin
Entramos por un sendero que llega directamente a la muralla de la Fortaleza Baba Vida de Vidin, caminamos por la parte superior de la muralla hasta llegar al castillo, gran cantidad de turistas intentan entrar para realizar la visita. más adelante, pasamos por la magnífica pero muy deteriorada Sinagoga Judía.
Caminando sobre la muralla


 
Fortaleza Baba Vida
 
Ruinas de la Sinagoga judía
Salimos del camino para ver el Museo Kastrata Karzama 
y al volver al camino pasamos por su Mezquita, simbolizando la libertad religiosa por esta tierra. Solo queda llegar al alojamiento, el clásico hotel Anna Kristina.
Hotel Anna Kristina
Cambiamos algo de dinero, no llevábamos LEB desde España, así podemos probar la cerveza búlgara y una buena cena que nos la merecemos, una nueva frontera, un nuevo país.

Alojamiento Hotel Anna Kristina 7,5
Cena Restaurante en el parque 7,5
Desayuno Hotel Anna Kristina 7,5
Relación calidad/precio 7,5

No hay comentarios:

Publicar un comentario