Páginas vistas en total

jueves, 24 de octubre de 2019

255ª etapa E4 Gavril Genovo-Berkovitsa

29 de septiembre de 2019

Distancia: 27,54 km. 

Ascenso total: 590 m. 

Descenso total: 448 m. 

Altura máxima: 599 m.

Altura mínima: 277 m.

Valoración: 6,5

Tiempo de marcha: 7 h 30 m


Velocidad media: 3,9 km/h

Señalización: Sin señalizar




No fue agradable la noche en el hotel Balowa Shuma, Alexander, su dueño o quien sea, le faltan muchos cursos para el trato con el cliente o al menos con los que vamos con mochilas y que pagamos religiosamente como el que más, su trato al teléfono fue correcto pero cuando nos vio entrar cambió totalmente su cara, una arrogancia y un desprecio desde el primer minuto al último, nos sentamos a cenar y éramos invisibles como si no existieramos por lo que nos levantamos y nos fuimos. A la hora de pagar quería cobrar en euros, 25€ nosotros queríamos pagar en LEB que al cambio es el doble,  o sea 50 LEB pues no, si pagábamos en LEB quería cobrar 100 LEB por lo que decidimos pagar en euros, le damos 50€ y no tenía para dar la vuelta, y quería quedarse los 50€ bueno una odisea. Hemos tenido buenísimos alojamientos en Bulgaria con magníficos anfitriones, pero está era la excepción.
Camino a la salida de Bistrilitsa

A lo nuestro, como pasábamos de desayunar en su local, salimos temprano, en ayunas y sin cenar, y lo hicimos con las primeras luces del día, siguiendo la carretera dirección Bistrilitsa, dejamos el pueblo como a un kilómetro a la izquierda, y salimos de la carretera para coger un carril que circula por campos yermos donde algunos crocus se dejan ver por el camino, el problema fueron los mosquitos, tanto en los campos como en el bosque de robles era una plaga, tuvimos que colgar los bastones y utilizar una rama con hojas para irlos espantando.

Cuando llegamos a Leskovets ya no había mosquitos y aprovechamos para descansar en una abandonada plaza donde un grupo de ocas iba de un lado para otro.
Leskovets
De Leskovets a Kotenovtsi caminamos por una estrecha carretera con poco tráfico, solo una víbora europea plantada al sol de la mañana, atrevió a enfrentarse a nosotros con sus bufidos, Esperábamos encontrar alguna pequeña tienda o café para meter algo al cuerpo pero entre que estos pueblos son pequeños y encima es domingo pues nada y desde Kotenovtsi al final ya no tenemos nada más que monte, bosque y soledad.


Víbora europea (imagen de internet)


Camino a Berkovitsa
Cogemos un camino a la izquierda que asciende duramente hasta alcanzar una pista que sigue ascendiendo pero más suave, siempre entre robledales, nogales y algunos castaños bravios, que ya van cambiando el color de sus hojas por la entrada del otoño, durante diez kilómetros, soledad y el canto de los pájaros, solamente a la entrada de Berkovitsa se ve gente en las casas de campo disfrutando del fin de semana. Berkovitsa es un pueblo grande con más ambiente de lo normal de lo visto hasta ahora, con la excepción de Vidin y Belogradchik donde se ve algo más de vida.

 
Berkovitsa. Torre del Reloj
En una tienda compramos dos cervezas checas y una bolsa de chips para matar el gusanillo de no haber metido nada al cuerpo y en un parque nos las metemos al cuerpo
El alojamiento lo tenemos a 300 m, el Guest House Nocturno un magnífico sitio como casi todos con una señora muy amable que nos recibió con una amplia sonrisa.

Alojamiento Guest House Nocturno 8
Desayuno Guest House Nocturno
Relación calidad/precio 8

No hay comentarios:

Publicar un comentario