Páginas vistas en total

sábado, 26 de septiembre de 2015

45ª etapa E4 Gr9 Grenoble-Le Sappey en Chartreuse

13 de septiembre de 2015

Distancia: 18,04 km.

Ascenso total: 1.400 m.

Descenso total: 632 m.

Altura máxima: 1.357 m.

Altura mínima: 222 m.

Valoración: 8

Tiempo de marcha: 7 horas

Señalización: Buena


Volvemos al E4, solo darle un toque a Paul y enseguida me dijo que estaba dispuesto a continuar y es que esto de caminar nos engancha a algunos, preparamos la travesía y adelante.
Hemos quedado en Grenoble en el hotel donde finalizamos la travesía del mes de mayo, el vuela desde Málaga a Lyon y tren a Grenoble, yo vuelo desde Madrid, tren a Grenoble y autobús de Mérida a Madrid, esto es vivir al oeste del oeste.
Iglesia Sacre Coeur en Grenoble

Las previsiones eran pésimas, el departamento de Isère en alerta por fuertes lluvias y tormentas y acertaron, durante la noche estuvo lloviendo a cantaros, a la hora de salir había dejado pero el cielo estaba muy oscuro, por lo que salimos muy pertrechados, con todo el equipo de lluvia encima.

Desde la estación tomamos una calle que lleva a una de las curvas del Isère en Grenoble que parte la ciudad en dos, haciendo grandes curvas y formando multitud de meandros.
Puente sobre el Isère
 Cruzamos el río por uno de sus puentes poco después de tomar un café en el primer bar abierto de un domingo de una gran ciudad francesa. Al otro lado del puente encontramos una boulangerie patisserie donde compramos unos bollos para desayunar.
Subiendo a La Bastille

Seguimos una calle con negocios de artistas, pintores, diseñadores etc. y tomamos uno de los caminos que asciende al Fort de la Bastille, hay gran cantidad de corredores que aprovechan el domingo para entrenar un trail que ya goza de parte de la señalización del recorrido.
Muralla de La Bastille
 
El camino sigue los pasillos del interior de la muralla
Al principio por una pista amplia que asciende en zig zag y luego por un sendero que penetra por los pasillos subterráneos de lo que fue una antigua fortaleza, al llegar al final encontramos una estación de teleféricos que ayudan a subir desde Grenoble al que no está capacitado o al que no tiene ganas de andar. 

Muralla de La Bastille y Grenoble



Cerca de la fortaleza se encuentran las Cuevas de Mandrin, que le dan nombre por el famoso contrabandista francés Louis Mandrin.
Cuevas de Mandrin
Grenoble y los meandros del Isère

Volvemos ascender por buena pista haciendo algún zig zag hasta que se convierte en sendero que asciende duramente hasta un alto desde donde una pista desciende mas suavemente hasta La Chapelle, y unos metros a la izquierda, siguiendo la carretera al Col de Vence pero antes de llegar vemos en todo su esplendor el monte donde está situado el Fort de Saint Eynard y ya sabemos lo que nos espera.
Dura subida al Fort de Saint Eynard
 En el Col de Vence descansamos y tomamos un refrigerio, antes de la dura subida, y es verdad que fue dura pero no como la esperábamos, subimos de un tirón los 650 m. de desnivel haciendo zetas por la montaña hasta alcanzar: primero, unas galerías y después la fortaleza donde había un bar que nos supo a gloria, hicimos un descanso y tomamos una coca cola disfrutando del magnífico sol en que se transformó el día durante la subida.

Galerias del castillo de Saint Eynard
 
Saint Eynard, puerta principal
 
Coches antiguos en Saint Eynard
El Fort de Saint Eynard está situado al borde de una pared con una altura bastante aceptable, y sirvió como defensa de los pueblos del macizo de Chartreuse.

El camino salva algunos túneles
 Desde la fortaleza el camino continua bordeando la pared con algunos balcones desde donde se puede apreciar el desnivel.
El camino transita a una altura respetable
Al llegar a una especie de Chimenea que forma la pared, el camino se desvía del borde y comienza a descender, al principio por sendero hasta enganchar un carril que baja a Le Sappey en Chartreuse, pasando por un gran parque de tirolinas que estaba bastante lleno de gente disfrutando del domingo y del día de sol.

Le Sappey y el Chamechaud
Enseguida encontramos la Chambre d'Hotes donde dormimos, Le Chant de l'Eau, Colette y su gata nos reciben, agua fresca sola o con sirope de fresa o limon, al gusto, luego como siempre una buena ducha y un paseo por el típico pueblo de una estación de ski, una cerveza en el Bar de la Place y volvemos para la cena, a las 19:30, volvemos al horario francés.
Gîte d'ètape Le Chanson de lÈau

Alojamiento: Gite Le Chant de l'Eau 7
Cena: Gite Le Chant de l'Eau 7
Desayuno: Gite Le Chant de l'Eau 6
Relación calidad/precio 7


No hay comentarios:

Publicar un comentario