Páginas vistas en total

jueves, 18 de mayo de 2017

118ª etapa E4 "National Blue Trail" Keszthely-Tapolca


1 de mayo de 2017

Distancia: 29,11 km.

Ascenso total: 475 m.

Descenso total: 454 m.

Altura máxima: 358 m.

Altura mínima: 104 m.

Valoración: 7

Tiempo de marcha: 9 horas

Velocidad media: 3,2 km/h

Señalización: muy buena




De nuevo en el E4, de nuevo en Keszthely y después de 24 horas de viaje, esta vez con un nuevo compañero, Jose Luis que se ha unido a esta trasvesía. Desde las 10 de la noche que salmos de Mérida a Madrid, pasar la noche en el aeropuerto hasta por la mañana que volamos a Budapest no sin antes hacer escala en Londres donde se nos unió Paul, y coger el tren que nos llevó a Keszthely. Hemos dormido en Slatti Panzio, a las 6:30 hemos puesto el despertador aunque he visto que a las 5:30 ya hay plena luz, eso si a las 20:15 ya no se ve.
Estatua de Atila
 Atravesamos Keszthely por una avenida paralela a la via del tren y a la costa del Lago Balaton, Tomamos un cafe en el único bar que vemos abierto, es 1 de mayo y en Hungría también es fiesta. Al llegar a una rotonda vemos una estatua de Atila, tenia mucha curiosidad por verla es un personaje de la historia que me gusta, acabo con la corrupción del imperio romano, a nuestro lado mientras contemplamos la estatua de madera se coloca un coche de la policía, mirándonos con gran descaro como si mirar la estatua fuera un delito, a unos metros una tienda de cerámica de bonita construcción con el tejado de caña.
Tienda de ceramica
 Poco después, salimos del asfalto para entrar en un camino de tierra que va ascendiendo poco a poco hasta un alto donde hay uno de esos bonitos miradores que se construyen en Hungría pero debemos de abandonar el camino y desviarnos 300 m. Para llegar a él, aparcamos las mochilas y subimos los 30 m. de escaleras hasta llegar arriba.
Vista desde el mirador
 Las vistas son espectaculares de Keszthely y de la parte sudoeste del Lago Balaton, descendemos del cerro hasta una explanada donde hay una zona de recreo y donde se esta preparando una fiesta. 
Preparando la fiesta
Tomamos una carretera a la izquierda, en una curva seguimos recto tomando un camino que sigue ascendiendo poco a poco.
Hayedo


El camino penetra en un hayedo  en dirección norte al principio por un carril que se convierte en sendero haciéndolo cada vez mas atractivo y bonito hasta desembocar en un campo de cereal en las inmediaciones de Vallus, rodeamos el campo por la derecha y entramos en el pequeño pueblo de buenas casas donde hacemos un descanso en las escalinatas de la iglesia, en su parte trasera hay una nueva estatua pero esta vez de Szent Istvan.
Estatua de Szent Isvand
 Salimos de Vallus por la carretera pero enseguida giramos a la derecha para seguir un camino en ascenso que parte junto al cementerio, y al igual que en la parte anterior comienza con un carril que poco a poco se transforma en un sendero cada vez mas perdido entre la vegetación con una flora impresionante, su suelo cubierto de una planta de flores blancas.
Flores blancas de los bosques


Cuando salimos a un espacio mas abierto, llegamos a una plantación de colza que cubren con su color amarillo grandes extensiones de campo.
Campos de colza
 Llegamos a una zona de viñedos donde perdemos el track que recuperamos en poco tiempo, poco antes de salir de la provincia de Zala en la región del Transdanubio occidental para pasar a la provincia de Veszprém en el Transdanubio Central.
Entrando en Vezsprem
 Al llegar a un alto comenzamos a descender de nuevo por una zona preciosa hasta entrar en la población de Lesenceitsvand donde comemos algo en unos bancos de recreo, nada abierto en la población por lo que nos apañamos con lo que llevamos.

 Salimos de nuevo por asfalto, muy mal para mi planta del pie que ha regresado a Hungría con problemas en la planta del pie derecho. Seguimos la carretera 77 hasta Lesencetomaj, cruzamos la via de ferrocarril y la seguimos a la derecha y a la entrada de Tapolca nos entra por la izquierda uno de los caminos de Maria Ut de peregrinación.
Unas Soproni junto a la estacion de tren de Tapolca
 Cuando llegamos a la estación de ferrocarril de Tapolca encontramos un bar con su terraza, no podemos resistir la tentación de tomar unas Soproni de medio litro y disfrutar del buen tiempo. Cuando terminamos nuestro descanso continuamos por las calles de Tapolca hasta encontrar nuestro alojamiento de esta noche, se trata de Glazer Slallo una casa con habitaciones privadas y cocina conjunta.
Lago en Tapolca
 
Cenando en los chiringuitos del parque
Después de la ducha y de la colada de Jose Luis, la primera de su vida salimos a buscar algo para cenar, vemos a la señora del alojamiento y nos lleva a un lago en mitad de la ciudad con su río y sus puentes y sus Chiringuitos donde probamos un buen rosado húngaro y comimos unos chorizos asados con mostaza acompañados de unos pepinillos y de una especie de pizza con yogurt, queso y bacon, todo esto con un gran ambiente festivo,  de camino a la casa, un helado para hacer la digestión.


Alojamiento Glazer-Szallo 7
Cena Chiringuitos del rio 7

No hay comentarios:

Publicar un comentario