Páginas vistas en total

jueves, 1 de junio de 2017

124ª etapa E4 "National Blue Trail" Fehervarcsurgo-Gant

7 de mayo de 2017

Distancia: 32,83 km.

Ascenso total: 686 m.

Descenso total: 600 m.

Altura máxima: 477 m.

Altura mínima: 129 m.

Valoración: 8

Tiempo de marcha: 9 h. 30 m.

Velocidad media: 3,5 km/h

Señalización: Muy buena




Salimos lloviendo tal y como pronosticaron las apps de meteorología, se nota que es domingo, no se ve a nadie por las calles de Fehervarcsurgo, entramos en el parque del Karolvy Palace un gran palacio que ahora es un hotel restaurante, hacemos algunas fotos bajo la lluvia y nos vamos a buscar el track, lo encontramos siguiendo una carretera que parte del lago a Fehervarcsurgo, el camino va a la derecha de la carretera entre casas de fin de semana situadas en las inmediaciones del lago.
Parque Karolvy Palace
Karolvy Palace
Entramos en un parque cercado, el agua cae con fuerza, el sendero es estrecho y no podemos cargar con el paraguas. 

En un aparcamiento encontramos a un montón de gente, a pesar del mal día, son arqueros, varias asociaciones que se juntan para hacer una cacería con animales de cartón, pero muy bien situados en el monte y con tres distancias diferente para disparar dependiendo que sea un arco metálico, de madera o una ballesta. El entorno es magnifico. Llegamos a un pequeño lago donde también hay pescadores es el Galja-völgyi tájcentrum, donde hay dos grandes vivac donde comen y beben arqueros y familiares, exactamente igual que en España en una montería.
Zona de arqueros
Dejamos a los arqueros a su rollo y continuamos remontando un pequeño río del que se surte el lago, lo hacemos por su margen izquierda, el camino es muy bonito.
Siguiendo el río
 Cuando abandonamos el río comenzamos a subir un poco y luego bajar con grandes vistas pero por un itinerario diferente al que llevamos, están cambiando tramos del National Blue. Cruzamos una valla por una escalera al efecto y entrar en una zona de bosque cerrado donde las hojas de los arboles empapan la ropa, hasta salir a un cortafuego con una linea de telesilla, por el cortafuegos descendemos hasta la localidad de Bodajk.
Un descanso para desayunar
 Lo atravesamos y a pesar de ser domingo, suerte para nosotros encontramos un COOP abierto, son los mini market de Hungría que nos solucionan los problemas de abastecimiento al igual que las pequeñas tiendas privadas.
Entrada de Csokako
 Tomamos un café y compramos unos bollos y nos los desayunamos en la puerta, cuando terminamos seguimos cruzando el pueblo, cruzamos la linea de ferrocarril y seguimos una carretera hasta Csokako donde comenzamos a subir por sus calles hasta alcanzar el parking del castillo de la ciudad. 
Iglesia de Csokako
 
Alguna Legión llego hasta aquí
Paul queda con el equipaje mientras Jose Luis y yo damos una vuelta para hacer alguna foto del castillo pero nada merece la pena, como no veas su interior, pero no tenemos tiempo, pues no podemos sacar entrada donde perderíamos media mañana. 

Castillo de Csokako
 
Rodeando el castillo
Seguimos ascendiendo por un camino entre el bosque hasta llegar a una llanura alta, el camino se pone horizontal al igual que el agua que lo cubre llenándolo de charcos y barro donde es muy difícil avanzar.

Caminos embarrados
 Hacemos una parada junto a unos troncos cortados en una zona, comemos y descansamos pero pronto continuamos, seguimos el bosque con mejor suelo donde avanzamos mas rápidamente comenzamos a descender suavemente, ha salido el sol y el andar se hace mas agradable, caminando por un bonito bosque  rico en flora donde predomina el roble, hasta penetrar en un hayedo con desnivel donde Paul pega un resbalón llenando de barro toda su ropa.
Paul embarrado
 A pesar del sol se están levantando nubes muy negras y aceleramos el paso, estamos muy cerca de Gant y no se si llegaremos antes de que descargue la tormenta. Cruzamos con una pareja y sus hijos, aquí la gente vive con la lluvia a pesar de los negros nubarrones, ellos siguen alejándose de Gant. 
Buena recepción en el alojamiento
A 300 m. antes de llegar comienza a caer con fuerza, menos mal que teníamos controlado el alojamiento y llegamos directo, un hostal de 1915 con gran afluencia de publico y donde nos atienden maravillosamente bien, nos invitan el primer medio litro de cerveza y nos alojan a cada uno en una habitación por lo que aprovechamos para lavar ropa antes de bajar a cenar.
Con Robert, el mâitre
Muy buena cena y bien atendidos por Robert el mâitre de Märy Néni Vendéglóje, unas copas después de cenar y charla con los dueños y camareros. Un buen lugar para pernoctar.

Alojamiento: Märy Néni Vendéglóje 8
Cena: Märy Néni Vendéglóje 8
Desayuno Märy Néni Vendéglóje 9

No hay comentarios:

Publicar un comentario